María Teresa León presente en la fiesta del libro habanera

Roberto Miguel Torres Barbán • La Habana, Cuba

Nada recuerda más al matrimonio español de María Teresa León y Rafael Alberti que el de los cubanos Fina García Marruz y Cintio Vitier, comentaban dos jóvenes antes de entrar a la Sala Alejo Carpentier, de la Fortaleza San Carlos de La Cabaña, donde se le rindió homenaje a una de las voces femeninas más escuchadas de la Generación del 27 español.

Razón no les faltaba. Felices matrimonios de figuras cimeras entre la intelectualidad de sus respectivos países, ambas uniones de amantes devotos de la literatura y protagonistas de ella; demasiadas coincidencias como para desconocerlas en un espacio abierto a la literatura donde se recuerdan las letras ibéricas.

“María Teresa león, evocaciones” fue el título del panel programado por la 23 Feria Internacional del Libro para justipreciar la obra de esta mujer que nunca estuvo silenciada ni escondida tras el éxito de los versos de su esposo. Ella siempre estuvo a la misma altura, pero con la mirada volcada hacia otros sitios de la literatura como la narrativa o el teatro, con miradas más certeras hacia la ensayística, la novela o las biografías, señaló Joaquín Recio, uno de los panelistas.

Sin dudas el momento más esperado del encuentro fue la intervención de Aitana Alberti León, quien recordó a su madre como una gran escritora a la par del esposo y trató de explicar las preferencias profesionales de María Teresa en el campo literario: “devino narradora, quizá porque al casarse con un poeta como Rafael Alberti pensó que con uno en la familia bastaba, pero con su prosa poética, realmente, hacía una especia de poesía narrativa”.

“No obstante, la obra de mi madre, añadió, incluye novelas, biografías, ensayos y textos teatrales, así como las biografías noveladas del poeta Gustavo Adolfo Bécquer y Cervantes, entre otros”.

Aitana destacó la labor de la Colección Sur para promover el estudio y la lectura de los autores de la Generación del 27, tanto en España como en Cuba. Desde esta editorial se rememora el trabajo de María Teresa León, de manera especial sus biografías noveladas de algunos grandes de la literatura española, como el padre de la lengua española Miguel de Cervantes y Saavedra, a quien investigó y estudió afanosamente durante toda su vida.

“Este espacio, en la mayor fiesta del libro en la Isla llega como merecido regalo a esta autora en el 110 aniversario de su nacimiento, lo cual se suma a la edición en Cuba del texto La memoria dispersa, donde se sintetiza una parte de su obra”. Este volumen, explicó Aitana Alberti, compendia una parte de su obra e intenta llegar de manera significativa a los más jóvenes, aquel público que no conoce la vida y obra de María Teresa León, en ninguna de sus facetas.

Participaron, además  en el panel, investigadores como Julia Hidalgo y Willy Toledo, quienes coincidieron en resaltar la calidad de la obra de la intelectual española y agradecieron la celebración de ese espacio en el programa de la  Feria de La Habana.

Durante el encuentro la trovadora Lucía Socam, miembro de la Brigada Intercultural Vázquez de Sola, del Partido Comunista Español, interpretó algunos versos musicalizados de la familia Alberti León.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato