Argentina domina escena del II Festival del Monólogo Latinoamericano

Julio Martínez Molina • Cienfuegos, Cuba
Miércoles, 19 de Febrero y 2014 (9:41 pm)

Argentina fue el país más recompensado durante la segunda edición del Festival del Monólogo Latinoamericano, al recibir los Premios de Mejor Puesta en Escena y de Mejor Texto Teatral Latinoamericano, por La noche devora a sus hijos, de Nadia Grandón; y además, el de Actuación Masculina, otorgado a Lautaro Lamas, merced a En el viento aire puro.

La noche… es un unipersonal del grupo La Espina, de La Pampa (un espacio de experimentación, investigación y producción en danza, escena, música y cine) escrito por Daniel Veronese al servicio de la Grandón, quien no solo lo incorpora sino además dirige.

Aborda la compleja relación establecida entre la memoria y el pasado de una mujer, un pretérito reciente y negro de la historia argentina.

Lautaro Lamas, perteneciente al grupo Chakarunas, incorpora en El viento… con libreto de Severo Callaci, a Dionisio Luna, un sujeto que rememora sus amores y se lanza a recorrer los caminos en busca del aire puro, en viaje iniciático convertido a la postre en onírico desplazamiento interior.

La cubana Monse Duany se granjeó el Premio del Monólogo Latinoamericano y Premio Terry 2014, en virtud de su quehacer histriónico en Las lágrimas no hacen ruido al caer, del autor Alberto Pedro Torriente, dirigida por Miguel Abreu para el grupo Mujeres fuentes de creación. En consideración del crítico Antonio Enrique González Rojas “la Duany se despoja de toda confesional aflicción, recuento biográfico o sugerencia de martirologio inmigrante, para lanzar hacia los públicos una Yiyiyiyi tan fantasmagórica como la Santa Cecilia de Abilio Estévez”.

El Premio Especial del Jurado fue concedido al versátil actor, director y profesor puertorriqueño Téofilo Torres, por conducto de los montajes A mis amigos de la locura y Papo Impala está quitao, escritos por Ernesto Ruiz y Juan Antonio Ramos. El lauro de la popularidad recayó en Jorge Lugo, gracias a su trabajo en Lienzo de mujer que espera, el cual él mismo coescribiera junto a Alfredo Troche y dirigiera para Teatro Rumbo, de Pinar del Río.

Fuente: UNEAC

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato