Habáname:

El primero de muchos otros reencuentros

Mabel Machado • La Habana, Cuba

Por estos días se habla profusamente de los cuatro topos. La cuarteta de músicos a la que el periodista e investigador Joaquín Borges Triana bautizó con una metáfora que alude al carácter más o menos underground, contestatario y experimental con que emergieron en el panorama cultural cubano de la década de los 80, ha vuelto a unirse sentimentalmente luego del fallecimiento de uno de sus pilares el martes 11 de febrero. Tras la muerte de Santiago Feliú, sus compañeros de la llamada “segunda generación de la Nueva Trova”, Gerardo Alfonso, Frank Delgado y Carlos Varela, cantaron juntos y abrazados en público, después de varios años.

Imagen: La Jiribilla

Ocurrió, primero, en el homenaje organizado para el autor de “Mickey y M