Lucía Sócam en tiempos de revolución

Leyanis Infante Curbelo • La Habana, Cuba
Viernes, 21 de Febrero y 2014 (10:48 pm)

Formando parte de la Brigada Cultural Vázquez de Sola, del Partido Comunista de España (PCE), la joven cantautora andaluza, Lucía Sócam, visita por segunda vez Cuba. Al igual que en 2013, la Feria Internacional del Libro de La Habana ha sido el contexto propicio para acercar su obra al público de la Isla, y como ella misma comentara a este diario,  “ofrecer un poco de la riqueza cultural de España, desde la izquierda y el compromiso social”.

En exclusiva, desde la Plaza de San francisco de Asís en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, Lucía interpretó las canciones que conforman su cuarta producción discográfica, una suerte de homenaje a la Revolución Cubana y a grandes revolucionarios, y a la vez, un canto de inconformidad de su generación hacia el mundo que le ha tocado vivir.

Su nuevo disco, Con las mismas ganas de revolución, fue grabado en directo en este escenario, el mejor espacio que podían escoger, cuenta Lucía, teniendo en cuenta el espíritu con que fue concebido y siendo Cuba su principal fuente de inspiración.

La joven cantautora se reconoce como una admiradora de los grandes de la trova y la nueva trova cubana, a quienes considera un importante soporte de su identidad como artista y referente indiscutible de su trabajo.

Sobre la proyección de su obra y el contenido de sus canciones, Lucía se reafirma como una cantautora comprometida social y culturalmente, con su pueblo y con los pueblos del mundo: “yo explicito esa necesidad de rebelarme, de cantar aquello que me gusta, y a lo que no me gusta también, por su puesto, con la intención básica de transformar, de cambiar el mundo”.

“Ese es el contenido que llevan mis canciones, las de los discos anteriores y las incluidas ahora en este. Por ese motivo quisimos grabar este disco en La Cabaña, para de alguna forma trasladar ese compromiso con mi pueblo y la solidaridad con Cuba que llevamos a cabo desde la península, hasta la misma Habana”.

Junto al cuestionamiento político-social y la inconformidad generacional, la autora dedica un espacio al rescate de la revolución y el pensamiento progresista desde la memoria histórica, a partir del homenaje a grandes revolucionarios como el cubano Pablo de la Torriente Brau, Dolores Ibarruri (La Pasionaria), una de las grandes líderes del PCE; el Comandante Hugo Chávez, líder de la Revolución Bolivariana en Venezuela, entre otros.

“Cuando nos referimos a Cuba y su Revolución como inspiración del disco, no lo hacemos en un aspecto limitado, sino también en el sentido de lo que representa, de lo que ha legado en impronta, sobre todo para América Latina, un continente que en estos momentos se está uniendo y que ha cambiado tanto su geopolítica”, explica la cantautora sobre los referentes que ha tenido en cuenta al conformar esta obra.

Lucía trae la inconformidad con esa Europa, y en específico esa España en que vive y contra la que tanta juventud se levanta. Su compromiso generacional y político le ha inspirado temas como “Tengo las manos cansadas”, que explica un poco el título de esta producción discográfica.

“Esta canción habla de mi experiencia, siendo una chica joven, que nació ya en democracia, en el 86. Crecí sin ver dictadores, sin ver protesta, sin embargo, según va pasando el tiempo, voy viendo y voy aprendiendo que Franco se murió pero el fascismo no. Los mismos fascistas que dirigían la dictadura ahora se han disfrazado de demócratas y están en el gobierno, dirigiendo las grandes instituciones que nos siguen manejando.

“Esta canción quiere decir que seguimos con las mismas ganas de revolución que antes, que nuestros abuelos que se han enfrentado al fascismo en el siglo pasado nos legaron”.

En su paso por La Habana junto a la Brigada Cultural Vázquez de Sola, se presentó en varios escenarios: la Pérgola, en el Pabellón Cuba, el Centro Hispanoamericano de Cultura.

Lucía guitarrea con fuerza, convence con sus interpretaciones y seduce con una voz profunda y limpia, que hace honor a sus raíces andaluzas. Acompañada solo de su guitarra, como el más tradicional de los trovadores que tanto admira, se adueña del escenario con desenfado y seguridad.

Aunque habla de temas muy serios, cada pieza que interpreta emana frescura y sencillez. La cosa es así, no pasa desapercibida esta cantautora española que regala buena música desde el compromiso político de izquierda.

Con las mismas ganas de revolución inició su travesía en esta Isla, cobrando vida desde los acordes y la voz de la joven Lucía Sócam, y tendiendo un puente más entre los pueblos de España y Cuba.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato