Fernando González

Bienvenido a casa

Yimel Díaz • La Habana, Cuba
Lunes, 3 de Marzo y 2014 (2:19 am)

Música, alegría y cubanía fueron los ingredientes del espectáculo que en la noche de este sábado tuvo lugar al pie de la escalinata de la Universidad de La Habana para darle la bienvenida a Fernando González, el segundo de los Cinco Héroes que regresa a la Patria luego de cumplir la sentencia a que fue condenado por un tribunal norteamericano en uno de los juicios más largos y manipulados que recuerda la justicia norteamericana.

Tu familia ha crecido —dijo al comenzar la velada Yunisasky Vaquero, secretaria General de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) —, la Patria te recibe como el hijo victorioso que regresa con la misión cumplida. Aquí encuentras a tu pueblo ante el cual levantaste la frente y diste validez al pensamiento martiano de que el poder de las ideas justas es capaz de vencer a un ejército aún desde el fondo de una cueva.

La lucha no ha terminado. Aún quedan tres hermanos sometidos  a una prisión absurda y vengativa —recordó. No podemos esperar de brazos cruzados a que Antonio (Guerrero) y Ramón (Labañino) regresen a la Patria después de cumplir los largos años que le restan a sus infames condenas. Ni  podemos resignarnos a que Gerardo (Hernández) jamás disfrute de la libertad que le han arrebatado, o de los besos de una esposa a la cual le prohíben ver. Apelamos a los sentimientos, a los valores, a la cordura de quienes pueden y deben ponerlos en libertad. ¡Los queremos en casa ya!

Aquí está una representación de los artistas que han formado parte de la lucha por traerlos a casa. Este concierto es un regalo del pueblo cubano a ti, Fernando —aseguró.

El héroe cubano agradeció su presencia a los allí reunidos y calificó de indescriptibles las emociones vividas desde que el pasado jueves descendiera por la escalerilla del avión y  fuera recibido por el presidente cubano, el general de Ejército Raúl Castro Ruz.

Fernando aprovechó esta primera oportunidad de dirigirse en vivo al pueblo cubano para reiterar su gratitud infinita por estos 15 años de apoyo: “Sé que no cesarán hasta que el resto de mis compañeros también estén de regreso”, comentó.

“Miles de jóvenes han respondido a la convocatoria a este concierto. Doy gracias a ellos, y a los músicos que se han reunido en esta Escalinata universitaria que tanta historia evoca. Los jóvenes de hoy son los herederos de una tradición de lucha de la que esta Universidad es un símbolo…  Durante estos 15 años he conocido de los esfuerzos del pueblo por salir adelante. El rol de los jóvenes  constituyó siempre una fuente de energía para seguir resistiendo. En ustedes están reflejadas las enseñanzas del artífice de la victoria, del Comandante invicto, del compañero Fidel.  Los llamo a aplicar esas lecciones en la lucha hasta traer de regreso a Gerardo, a Ramón y a Tony. Para ellos será este concierto”, concluyó.

A las sencillas palabras de Fernando siguió la música. Por la escena desfilaron David Blanco, enérgico, vital; Vicente Feliú y Eduardo Sosa, poéticos, reflexivos; Aramís Padilla y Héctor Gutiérrez con su rima improvisada