Juan Carlos Tabío: Premio Nacional de Cine 2014

Cubacine • La Habana, Cuba
Miércoles, 5 de Marzo y 2014 (10:10 am)

El Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) reconoció con el máximo lauro que otorga esta institución, el Premio Nacional de Cine, al veterano realizador Juan Carlos Tabío (La Habana, 1943).

Imagen: La Jiribilla

Tabío, quien ha realizado la mayoría de sus obras como parte del ICAIC, fue codirector —junto a Tomás Gutiérrez Alea― de Fresa y chocolate (1993), la única película de la Isla nominada a los Premios Oscar.

Acerca de su trabajo con el cineasta declaró en una entrevista concedida a la revista Caimán Barbudo en 1984: “A Titón me une una relación profesional y amistosa […]. Un día me dijo que para abordar lo que yo quería, el fenómeno de la permuta podría ser un buen pretexto, porque me daba la posibilidad de hablar de la gente que vive ahora en Cuba y, bueno: ahí está la película”. En 1983 Tabío estrenó su opera prima, la comedia Se permuta.

Con esta cinta el realizador entró por la puerta ancha del cine cubano, al obtener el Tercer Premio Coral en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Dicho filme también recibió el premio a la Mejor actuación femenina (Isabel Santos) en el Festival Internacional de Río de Janeiro, Brasil.

En abril de 1972, la revista Cuba interrogó a Tabío sobre las razones que lo motivaban a la hora de hacer cine y el director comentó: “Llegado el momento, para decir cosas que seguramente todo el mundo sabe más o menos […]. Esto quiere decir que el problema ―nuestro problema― del cine ―nuestro cine―, no reside en que deba descubrir algo, sino quizá en todo lo contrario. Todo el mundo sabe que la Luna y el bacilo de Kosch existen, pero sólo cuando se ve una foto tomada por un satélite artificial y se mira a través de un microscopio se los empieza a conocer. Esta nueva forma de conocimiento genera a su vez una necesidad de conciencia, que es en cada momento más apremiante, y es la que van creando, a cada paso, los medios operativos del conocimiento ―o descubrimiento― y si son la poesía y el radiotelescopio medios descubridores, otros serán los que divulguen ese conocimiento: medios masivos de comunicación. Y al cine como tal, parece ―y cada vez más― que ya no le es dada la función poética ―y yo creo que esto es decisivo en el caso del cine del tercer mundo―, sino didáctica, racional, analítica, en donde se trataría de una poesía bien nueva y distinta”.     

Su filmografía, centrada en el género ficción, incluye clásicos como Se permuta (1983), Plaff (1988), Guantanamera (1995) y Lista de espera (1999). Su más reciente largometraje, El cuerno de la abundancia (2009), resultó un éxito de crítica y público con 250 000 espectadores en cinco semanas de proyección en La Habana.

Mauricio Abreu, crítico, editor y periodista, valoró para la revista Revolución y Cultura en septiembre de 1988: “Sátira, crítica, humor… han sido manejados indistintamente por Juan Carlos Tabío en sus últimas cintas (Se permuta, Dolly back y La entrevista). Plaff, su segundo largometraje […] no escapa a esta línea de trabajo. Para lograr la cohesión de estos géneros preside la secuencia de imágenes con un cartel lleno de justificaciones, donde se infiere que la película está ‘mal hecha’. Este recurso loable sirve de leit motiv para sorprender al espectador, provocar la risa y la reflexión”.

Más adelante, Guantanamera, codirigida con Titón, también tuvo una gran acogida en distintos certámenes internacionales. Prueba de ello son el Premio de la Popularidad del Festival de Cine Latino, Chicago; el Gran Premio Sud Quest del público del Festival Internacional de Cine y Culturas de América Latina, Biarritz, Francia; y el Premio del Jurado, en el Festival Internacional de Cine de Viña del Mar, Chile. Como concursante en el evento cinematográfico más prestigioso de la Isla, el Festival de La Habana, obtuvo el segundo Premio Coral.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato