Musicalia y Juvenia. Por el arte
y para el arte

Cira Romero • La Habana, Cuba

Separadas en el tiempo, pero unidas en los propósitos, Musicalia y Juvenia. Por el arte y para el arte, representaron dos momentos notables en la cultura cubana para difundir, sobre todo, aspectos de la música. Musicalia fue creada en La Habana en mayo-junio de 1928, con carácter trimestral, por el matrimonio constituido por María Muñoz y Antonio Quevedo. La primera fue una notable pianista y directora de coros de origen gallego, y Quevedo, madrileño, aunque ingeniero de profesión, ejercía la crítica musical, pues hizo estudios musicales con su madre. La pareja llegó a Cuba en 1919 y desde entonces, hasta la muerte de ambos, ocurrida en La Habana, la de María, en 1947, y la de Antonio en 1977, tuvieron una destacada participación en la vida musical de la Isla. A ella se debió la fundación, en 1931, de la Sociedad Coral de La Habana, e impartió