Selección de poemas

A UN COCUYO

Dime, luz misteriosa,
que ante mis ojos vagas,
y mi interés despiertas,
y mi vigilia encantas,

¿Eres quizás del cielo
lumbrera destronada,
que por la tierra mísera
peregrinando pasas?

¿Eres un genio o silfo
de nuestra virgen patria,
que de su joven vida
contienes la ígnea savia?

¿Eres de un ser querido
quizás errante ánima,
que a demandarme vienes
recuerdos y plegarias;

o bien fulgente chispa
de las brillantes alas
con que sostiene al triste
la célica esperanza?

No sé; mas cuando luces
hermosa a mis miradas,
de tropicales noches
en la solemne calma

—ya exhalación perdida
cruces la esfera diáfana,
ya cual la brisa juegues
meciéndote en las cañas;

ya cual diamante puro
te engastes en las palmas,
cuyo susurro imitas,
cuyo verdor esmaltas—;

par