Para Santi, al revés

Viernes, 28 de Marzo y 2014 (11:02 am)

Había planificado todo: cámara, luces, locación, preguntas. Lester Hamlet conocía bien al personaje que iba a filmar y sabía que aquella grabación iba a ser épica —“No le gustaban las entrevistas, todo el mundo sabe eso”, me cuenta ahora, cuando Descerebrándose, el producto de aquella tarde, está a punto de ver la luz sin la felicidad que debió suponer.

En 2012 Santiago Feliú cumplía medio siglo y —parte por esa manía de “conmemorar” que marca el trabajo de las industrias culturales en la Isla, parte porque cuánto más había que esperar— la disquera cubana Colibrí propuso a Lester una antología de su obra en vivo.

De ahí, dos noches seguidas en el Teatro Nacional: “Para Bárbara”, “Sin Julieta”, “Alto al fuego”, los “himnos”, en un primer concierto, y en el segundo, los más recientes, los de “Ay, la vida” y otra vez “Para Bárbara”, cerrando el círculo. Cincuenta años, cincuenta canciones. Roberto Ca