Un centenario de conmemoración popular

Fernando Rojas • La Habana, Cuba

Me referiré a lo que ha pasado con el centenario mismo de Samuel Feijóo, con la propia conmemoración, algunas lecciones que nos está dejando y las perspectivas que tenemos que tener en cuenta.*

Yo ahora estoy pensando en dos cosas felices, desde que constituimos la Comisión en el Centro Loynaz, el año pasado, para la presidencia de Fina, quien nos dijo unas palabras bellísimas, hasta hoy en lo adelante. Me voy a referir también a ellas en lo adelante.

Lo primero fue la acogida que tuvo la iniciativa en diversas instituciones. Ustedes se fijaron en el esfuerzo editorial del país, se puede decir del país, porque lo que se ha publicado en Villa Clara es importante; el esfuerzo en producir audiovisuales sobre Feijóo. Y quiero subrayar algo que quizás es más importante que el esfuerzo institucional: la manera en que un grupo de personas vinculadas a la obra y la vida de Feijóo, por distintas vías, se fueron incorporando a este trabajo. Aquí ha habido una confluencia del esfuerzo institucional y una especie de manera autoorganizada de trabajar para el centenario. Los que estuvimos en San Juan de los Yeras, nos dimos cuenta de que, y no podía ser de otra manera, allí la conmemoración del centenario es una conmemoración popular. Allí las personas que conocieron a Feijóo se nos acercaban para contarnos de él y participar de lo que allí estaba pasando, que fue desde reinaugurar la Casa con una excelente muestra expositiva y actividades culturales diversas, hasta un juego de pelota entre Mataguá y San Juan de los Yeras. Me alegré de que ganara Mataguá, porque es donde están mis raíces, y en este caso que Feijóo me perdone, como también nos ha estado perdonando todo lo que estamos haciendo.

Yo creo que esa idea de que estamos conmemorando, no solo y no tanto porque es una obligación institucional, que también lo es, sino porque mucha gente considera que Feijóo es tan importante como sin dudas lo es, es una lección que hay que seguir aprovechando. Y por ahí llego a la idea de que no podemos terminar aquí, por supuesto que no lo vamos a hacer, no solo porque se pueden seguir haciendo cosas durante el año, sino por lo que Jesús David Curbelo decía, tenemos una deuda con Feijóo, y sobre todo porque él le hace falta a nuestra gente, a nuestro pueblo, a nuestros jóvenes.

Ahí no solo tenemos otras tareas editoriales, tenemos que difundir estos audiovisuales, hay determinado tipo de conmemoraciones que se van a ubicar en tarjas, memoriales, en Cienfuegos y en Santa Clara. En Cienfuegos hay un grupo importante de actividades el 8 y 9 de abril. Yo creo que los cienfuegueros con mucha sabiduría alargaron un poquito la jornada de ellos, para permitirnos a los villaclareños y los que estamos aquí, hacer nuestra tarea en estos días.

Virgilio López Lemus presentó un grupo de ideas interesantes asociadas a conmemoraciones de aniversarios de los libros y actividades que se pueden ir haciendo. En septiembre se va a inaugurar una exposición de artes plásticas, estamos tratando de hacer un esfuerzo de que sea con la mayor parte de la obra que podamos tener. Va a haber una programación de películas como Juan Quinquín, con materiales vinculados a la vida y obra de Feijóo en los cines, y quizás tendríamos que introducir elementos conmemorativos o que recuerden o analicen la relación de Feijóo con la cultura popular, o con la música. Hay aéreas en donde quizás nos falta trabajar.

Tenemos una multimedia que hizo la casa Feijóo de Santa Clara. Estamos pensando que esa multimedia se puede producir industrialmente y convertirla en un material que circule ampliamente.

Y hay dos cosas que sucedieron que yo las quiero subrayar, que indican las perspectivas que tenemos para que realmente Feijóo esté en un lugar de nuestro patrimonio, y en el lugar del conocimiento de nuestro patrimonio, por las sucesivas generaciones de cubanos, las de hoy y las del porvenir que lo merecen, y que quiero comentarlas como iniciativas especialmente importantes. Una de ellas es cómo en Villa Clara las instituciones de Cultura de la provincia le encargaron a los artistas más destacados del territorio, en este caso los artistas de formación más académica y con resultados importantes en su trabajo, realizar piezas inspiradas en la obra pictórica de Feijóo y también en su obra escrita. Tuvimos la oportunidad de ver esa exposición en la galería de Ranchuelo, enterarnos de que la exposición va a pasar por todas las galerías de los municipios de Villa Clara, sugerirles a los compañeros que trataran de llevarla a las galerías de las dos provincias vecinas, y nos pareció importante que Feijóo pudiera inspirar de esta manera, con mucha penetración, a artistas plásticos profesionales. Ojalá iniciativas como estas puedan reproducirse, porque son maneras más efectivas de hacer llegar la obra de Feijóo.

La otra iniciativa es la que más futuro tiene, y que la supimos esta mañana. Hoy pudimos escuchar a tres jóvenes estudiantes de la Facultad de Artes y Letras leer obras de Feijóo en un seminario que organizaron allí, donde había otras decenas de estudiantes, y enterarnos de que allí están estudiando a Feijóo, eso es muy importante, muy promisorio. Confío en que se aproveche todo esto que ha sucedido en el sentido de que Feijóo tiene que ser más publicado, tiene que ser más conocido, más estudiado, tiene que estar en los programas de enseñanza de la literatura; como tantos otros, él tiene que estar. Y quiero alegrarme de que hayamos llegado hasta aquí, y sobre todo, comprometernos todos con lo mucho que tenemos que hacer.

 

* (Transcripción de La Jiribilla de la intervención de Fernando Rojas en el Coloquio por el Centenario de Samuel Feijóo, el 31 de marzo de 2014, en la sala Villena de la UNEAC.)

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato