Estatutos, Reglamento y Reclamaciones

La vida orgánica de la UNEAC:
mirarse desde dentro

Roberto Miguel Torres Barbán • La Habana, Cuba

El pleno respaldo a la misión social de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), sustentado en los principios de la política cultural de la Revolución y su participación de manera directa y efectiva en la formulación, puesta en práctica y expresión inmediata de esa política como contribución al desarrollo del país, matizó los debates iniciales en la Comisión de Estatutos, Reglamento y Reclamaciones de este VIII Congreso.

La reflexión detallada en la propuesta de los nuevos estatutos de la organización centró la primera jornada de este Congreso en la comisión, donde los delegados discutieron de manera minuciosa cada uno de los puntos y acápites de la nueva normativa, a la que propusieron cambios previos a su aprobación en el plenario.

Entre las principales propuestas instituidas en la legislación organizacional destaca el establecimiento de dos mandatos como máximo para las presidencias nacionales y provinciales. Asimismo los miembros de la comisión abogaron por la obligatoriedad para que los directivos respondan a las quejas y reclamaciones de la membresía, así como la creación de mecanismos de control en el cumplimento de los estatutos desatendidos, como el hecho de que no existen canales de comunicación para informar a los afilados sobre los temas debatidos durante los Consejos Nacionales periódicos que celebra la organización.

Precisamente la elección de ese Consejo Nacional, así como la Comisión de Candidatura que trabaja en su elección, devinieron entre los temas más candentes.  Al respecto la escritora Aida Bahr convocó a una formulación positiva del Consejo Nacional, pues “las propuestas se deben ejecutar a partir de la trayectoria de los creadores elegidos y del apoyo mayoritario que encuentren”.

Mientras la artista de la plástica capitalina Yilian Yanes, precisó que el Consejo Nacional debe ser más representativo en cuanto al número de participantes de las provincias y las diferentes asociaciones de la organización. “Su elección no debe ser mediada por una Comisión de Candidatura que no aparece en los estatutos de la organización”. Precisó que un Consejo Nacional de la UNEAC ideal debe contener a los presidentes y vicepresidentes provinciales y de las diferentes asociaciones, así como los creadores más activos y representativos.

“Los nuevos estatutos de la organización deben delimitar las funciones y la existencia de la Comisión de Candidatura y el Consejo Nacional, y lo que no aparezca, será dispuesto en los reglamentos”, expresó la escritora santiaguera Teresa Melo.

Los debates también se centraron en analizar temas como el régimen disciplinario aplicable a los miembros y directivos, el patrimonio de la UNEAC, su control y gestión económica, los deberes y derechos de sus miembros, además del funcionamiento interno relacionado con el ingreso, estructura y principios generales.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato