Dictámenes de la Comisión Arte, Mercado e Industrias Culturales

La Jiribilla • La Habana, Cuba

Esta Comisión, además de ocuparse de los problemas que enfrentan los creadores desde el punto de vista económico, tales como: la remuneración por su trabajo, la seguridad social y otros, centró esta vez el análisis en la necesidad de replantear las dinámicas particulares de la producción artística a las circunstancias actuales del país.

Esto se expresa en conocer y estudiar las transformaciones propuestas por las instituciones culturales para implementar los lineamientos derivados del Congreso del Partido, y en la necesidad de legalizar prácticas que se han ido instaurando en los procesos culturales.

La comisión quiere agradecer la colaboración recibida de las instituciones del Estado en todo el desarrollo de su trabajo.

El acuerdo fundamental que se adoptó en las sesiones de trabajo fue el de mantener, después del Congreso, el funcionamiento permanente de esta comisión, a partir de la creación de subcomisiones que aborden los debates sobre los diversos temas desde cada manifestación artística.

Otros acuerdos para el trabajo inmediato de la comisión fueron:

1. La UNEAC debe realizar cada dos meses como mínimo talleres para difundir información y experiencias vinculadas con el mercado del arte en nuestro país en relación con cada manifestación artística, y con la participación de creadores, artistas, funcionarios, empresarios y otros especialistas.

2. La UNEAC debe coordinar acciones con los institutos y los consejos correspondientes para el conocimiento y la participación de los escritores y los artistas en el análisis que se haga en pos de legalizar o crear las formas de gestión no estatal necesarias para el desarrollo de los procesos de producción cultural en las actuales circunstancias económicas del país.

3- La UNEAC debe coordinar acciones con los institutos y los consejos correspondientes para el conocimiento y la participación de los escritores y los artistas en la elaboración de las normas jurídicas del sector. Asimismo, la UNEAC, el Ministerio de Cultura, el Instituto Cubano de la Radio y la Televisión (ICRT) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (SNTC) deberán crear mecanismos y vías para que se divulguen las normas jurídicas concernientes al sector artístico.

4- La UNEAC debe garantizar, de conjunto con el SNTC, la correcta aplicación y la evaluación, en los ámbitos laborales, económicos, financieros y de derecho de autor, de las normas jurídicas emitidas, tanto por las administraciones como por los propios creadores y artistas.

5- La UNEAC debe vincularse a la labor del Grupo Temporal de Trabajo para el Derecho de Autor del Ministerio de Cultura y participar en la propuesta de adecuación de la legislación vigente a las exigencias actuales, considerando el reclamo de incluir nuevas figuras, como sujetos de derecho, y que se tengan en cuenta los Derechos Conexos de intérpretes.

6- La UNEAC debe apoyar el análisis del perfeccionamiento de la Asociación Cubana de Derecho de Autor Musical (ACDAM) como entidad que recauda los derechos de autor de los músicos, los autores escénicos y los audiovisuales; y promover el análisis de su subordinación al Ministerio de Cultura y no al Instituto de la Música. De igual modo, se debe valorar y atender la propuesta de los delegados de la Asociación de Música acerca de la creación de una Sociedad de Autores Musicales, como una entidad de gestión colectiva de derechos de autor que desarrolle su trabajo según lo establecido internacionalmente para este tipo de organización.

7- La UNEAC debe promover una solución para la remuneración por concepto de derecho de autor a los directores de audiovisuales que realizan su labor en el marco del empleo, y debe promover asimismo la inclusión del director escénico como creador intelectual con derechos. De igual modo, se debe seguir insistiendo en que sean debidamente reconocidos los denominados Derechos Conexos.

8- La UNEAC debe exigir la revisión de las tarifas de la Resolución 157 para el pago del trabajo de los escritores en las publicaciones periódicas y su comparecencia en los medios.

9- LA UNEAC solicita que se atiendan las propuestas de los escritores sobre la legalización de las ediciones de autor y de las editoriales cartoneras.

10- La UNEAC debe dar continuidad y seguimiento al proceso de transformación del cine cubano y del ICAIC, que en la actualidad posee ya un diagnóstico de sus problemas y que ha trazado sus políticas de solución.

11- La UNEAC debe insistir en rescatar en el ICRT los espacios de debate y diálogo entre los creadores y la institución, para proponer que se reestructuren la producción y la realización televisivas, de manera que se favorezca la solución de la mayoría de los problemas planteados por los artistas del sector.

12- La UNEAC debe exigir y participar en la revisión de las tarifas de pago del ICRT, en especial de las de algunos géneros de la Radio, que por sus bajos montos hacen vulnerable la programación en detrimento de nuestra política cultural.

13- La UNEAC debe impulsar los análisis para la instrumentación de formas de pago experimentales en las manifestaciones artísticas que lo requieran, e insistir en hacer efectiva la legislación que favorece la vinculación a la enseñanza artística de los creadores y los artistas más reconocidos.

14- LA UNEAC debe participar en el análisis del funcionamiento y de la eficiencia de las actuales Agencias e Instituciones de Representación Artística; y se propone la creación, con carácter experimental, de algunas agencias con estructuras organizativas flexibles y dinámicas, que representen catálogos reducidos de artistas. En este sentido existe la posibilidad de instituir al Agente Artístico como una figura dentro del cuentapropismo.

15- En el 2015, la UNEAC y el Ministerio de Finanzas deben analizar el resultado de la implementación de la Resolución 382 para la política tributaría en el sector de la cultura; así como revisar los porcentajes de deducción de gastos, la pertinencia del impuesto a los premios y becas de creación, y la excepcionalidad de la bonificación por la duplicación de la carga tributaria.

16- La UNEAC debe posibilitar la discusión con las instituciones pertinentes, para la flexibilización de medidas y disposiciones que determinan las relaciones económicas de la producción cultural con la Administración Central de Estado, en aras de favorecer el flujo del ejercicio de nuestra actividad. En este sentido se debe seguir trabajando para eliminar las trabas que pueden obstaculizar la implementación de la comercialización a través la UNEAC en todo el país y fuera de fronteras.

17- La UNEAC debe mantener su vínculo con la Comisión Cultura-Turismo, en vistas de potenciar la presencia de lo mejor de las expresiones de la cultura nacional en las instalaciones turísticas, así como el acceso de quienes visitan nuestro país a las principales ofertar culturales que se programan en la nación.

18- La UNEAC sostiene que la cooperación internacional debe ser vista como una vía más de complementar la contribución estatal, teniendo en cuenta que esta aporta fondos no reembolsables, que pueden ser orientados al fortalecimiento y al desarrollo de capacidades y enfoques sostenibles en la gestión de proyectos culturales; por lo que deben eliminarse las trabas para que su realización sea posible.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato