Palabras al Congreso de sus intelectuales y artistas

La Jiribilla • La Habana, Cuba

Compromiso con la sociedad
Graziella Pogolotti

En el tema Cultura, Educación y Sociedad, creo que es donde está la enjundia del Congreso. Por otra parte, mi participación en las comisiones estuvo en la de Ciudad, Arquitectura y Patrimonio, que me parece que es una comisión que ha trabajado sistemáticamente desde 1998, que ha producido una gran cantidad de documentos muy sustanciales para abordar los problemas de la construcción de la ciudad y de la vivienda. Esos temas ─que son fundamentales para el país─ fueron el centro del debate del primer día. La UNEAC, como dice Miguel Barnet, no es una organización gremial, es una organización de escritores, artistas e intelectuales comprometidos no solamente con su obra, sino también con los problemas de la sociedad.

 

Ocasión de ejercer nuestro criterio
Roberto Fernández Retamar

Un Congreso de esta naturaleza siempre es importante. Es una ocasión para escritores y artistas de ejercer nuestro criterio en distintos aspectos que tienen que ver con la creación. En estos momentos se están leyendo las conclusiones a las que se ha llegado en las distintas comisiones y ha habido intervenciones muy vivas, muy oportunas y enriquecedoras. Creo que ese puede ser el balance general de lo que ha sido el Congreso.

 

Debatir más, alcanzar consensos
Arturo Arango

Los congresos siempre resultan muy interesantes e intensos por la posibilidad de reunir en un espacio común y en muy poco tiempo a un conjunto grande –somos más de 200 delegados provenientes de todo el país, de todas las ramas del arte. Creo que ayer sobre todo hubo debates intensos en torno a los medios, en torno a las formas nuevas de ubicar el arte frente a las circunstancias económicas que va viviendo el país, el cual se va modificando casi día a día. Creo que también ha habido discusiones tortuosas en torno a los estatutos. Es raro que en un Congreso de este tipo se promuevan esas discusiones. A mí me parece que también eso es una expresión de la necesidad que tenemos de fortalecer la legalidad de todas las instituciones, incluso a partir de ciertos aspectos sobre los que no se aprecia unanimidad, lo cual implica entonces que es necesario debatir más e ir, sucesivamente, alcanzando consensos sobre esos temas que son realmente importantes para la organización… Hay realmente una zona de confusión que yo creo que revela por una parte la desatención que los estatutos y toda esa legalidad tuvo durante mucho tiempo y, la necesidad de ponerla en orden.

 

La UNEAC sigue siendo un bastión
Frank Padrón

Estuve en la Comisión Cultura y Medios y estoy muy contento con los planteamientos generales que se hicieron, con las inquietudes y con las respuestas que dieron tanto el presidente del ICRT, Danylo Sirio, como el Primer Vicepresidente del país Díaz-Canel, que fueron ambos muy sensibles y receptivos. Consideraba que esta era una de las comisiones más importantes por la incidencia que tienen los medios de comunicación en la población y por tanto, en la cultura. Pero también me interesaron otras como, por ejemplo, Ciudad, Arquitectura y Patrimonio y las relacionadas, como escritor al fin, con las gestiones editoriales y las nuevas políticas de autogestión editorial. En ese sentido, tengo las expectativas positivas y optimistas de que el Congreso no va a resolver problemas, pero  sí va a trazar pautas que permitan enfrentarnos a estos nuevos desafíos con otra actitud, con una postura más racional, porque todo el mundo sabe que estamos abocados a nuevos retos económicos, a remodelaciones de cuestiones económicas que nos afectan y por tanto, las instituciones requieren de nuevos estilos, de nuevos sistemas de gestión. El Congreso sí va a recoger las inquietudes, las sugerencias, las propuestas que luego redundarán en el perfeccionamiento en todos estos frentes. Creo que la UNEAC sigue siendo un bastión importantísimo porque sigue nucleando la vanguardia. Por tal motivo, es aquí de donde salen las ideas, las sugerencias que pueden incidir en un mejoramiento de la cultura literaria y artística en nuestro país... La televisión siempre es un medio que está sujeto a crítica, a perfeccionamiento, porque verdaderamente hay mucho de limitante. A veces con buenas intenciones, hay cosas que en la práctica redundan para mal, en las programaciones, en los diseños de programa. Pero creo que hemos logrado cosas, creo que hay una directiva sensible –como decía- y sobre todo capaz de oír, de analizar y por ahí están mis esperanzas de que todo pueda tomar una proyección positiva a largo plazo.

 

Lo conceptual más allá de lo gremial
Marilyn Bobes

A mí me han parecido los debates realmente serios, profundos. La gente se ha expresado con toda libertad sobre los asuntos que más le preocupan. Participé en la Comisión de Cultura y Medios, y allí como siempre surgió el tema de la banalidad de la programación televisiva, cinematográfica, asuntos muy importantes, conceptuales. Eso es lo que más me satisface: que la gente ha hablado de problemas conceptuales, sobre todo, y no de asuntos gremiales. Creo que el día de hoy también se perfila como muy importante porque la discusión sobre Cultura, Educación y Sociedad va a ser realmente fructífera –pienso yo-, van a salir muchos asuntos que no solo conciernen a los artistas, sino a toda la nación… Creo que sí parece, por lo que oí en los dictámenes de las distintas comisiones, que la de Estatutos, Reglamento y Reclamaciones fue bastante seria y que hay cambios importantes en la reglamentación: cómo van a ser las votaciones en el futuro, etc. Me parece que han trabajado muy bien y lo que he escuchado hasta ahora de Arte, Mercado e Industrias Culturales también parece muy serio. Aún siguen los debates después de los dictámenes y la gente ha tenido oportunidad de, a pesar ya de estar el dictamen, volver a reflexionar sobre los temas.

 

Avanzar en pos de la cultura
Luciano Castillo

El Congreso es el espacio que esperábamos justamente para plantear una serie de situaciones que urgen. No solamente bastan dos días de reflexiones y debates, sino que hay que seguir toda una serie de planteamientos que conllevan al enriquecimiento y la solución de determinadas situaciones y conflictos. Creo que un espacio de reflexión no es cada cinco años, debe ser permanente y este es el que todos estábamos esperando para avanzar, siempre en pos de la cultura nacional. Creo que hay un criterio unánime de defender la cultura nacional por encima de cualquier cosa, incluso de cualquier distorsión que a veces se escapa por un hotel con un espectáculo banal.

 

Acompañando al país
Zuleica Romay

A mí de este Congreso me han gustado varias cosas. Primero: el espíritu innovador y la voluntad transformadora que percibo en la mayoría de las personas que están participando. Todos nos hemos dado cuenta de que tenemos que acompañar al país en la transformación que se ha propuesto y casi todas las intervenciones parten de esa base. Creo que es muy esperanzador porque demuestra que no nos estamos reuniendo por gusto. Lo otro que me ha gustado es que hay diversidad en cuanto a las perspectivas para abordar un problema o incluso, para sugerir una solución. A mí me parece que en la misma medida en que la sociedad se ha ido diversificando, nosotros como parte de ella también tenemos una mirada diversa sobre sus problemas. Por tanto, no hay que temerle al disenso. Creo que el disenso también es una expresión de que nos movemos en diferentes direcciones, a diferentes velocidades, hacia nuestras metas. El Congreso, aunque no va a lograr construir todos los consensos, sí está estimulando que haya un abanico de propuestas, una identificación de varios caminos, de varias estrategias, de varias maneras de hacer las cosas. Creo que esa es la función de todo congreso. Si un congreso logra eso, entonces después tenemos cinco años para trabajar. Es como lo veo… El Congreso se acaba hoy, aunque parece que tarde porque hemos estado hablando bastante. Sin embargo, del libro, que es la actividad con la que estoy más conectada, se ha hablado relativamente poco, pero no tengo ninguna preocupación porque ahora cuando discutamos el dictamen de la Comisión Cultura, Educación y Sociedad, ahí vamos a hablar mucho de literatura, hábitos de lectura y formación de valores. Así que no puedo decir todavía que tengo alguna inconformidad.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato