Más de una Isla en la 13ra. Muestra Joven ICAIC

Leyda Machado Oramas • La Habana, Cuba

“En una isla pueden convivir muchas islas…”, se escuchó decir en algún momento de la entrega de los premios colaterales de la 13ra. edición de la Muestra Joven ICAIC, y es que durante estos seis días que el cine cubano centró su atención en las propuestas de los nuevos realizadores, el debate que ha suscitado la obra de estas generaciones emergentes de cineastas apuntó, entre otras cuestiones, al tema de la migración y la insularidad, motivados en esta Muestra por el incremento de audiovisuales en concurso realizados por cubanos que viven en el exterior, como es el caso de Otra Isla, documental de Heidi Hassán, galardonado con el Premio Documental Memoria Joven 2014 que otorga el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau.

Imagen: La Jiribilla

Esta obra producida por Alva Films y Light Night, además de incluirse en ese nuevo contexto caracterizado por la afluencia de realizadores graduados en su mayoría de la FAMCA y de la EICTV, y que tributan desde el extranjero a la filmografía cubana, se hace eco igualmente de ese fenómeno de la migración, pero esta vez desde una narración distinta, a partir de “un sujeto muchas veces esteriotipado, sesgado, victimizado o anónimo para el relato histórico cubano” y que su autora logró “visibilizar desde la complejidad de las relaciones humanas, sociales e históricas”, según dijera en el acto de premiación Ernesto Pérez Zamabrano, presidente del jurado.

Asimismo el comité encargado de seleccionar la obra ganadora del Premio Memoria Joven del Centro Pablo e integrado también por el realizador Marcelo Martín Herrera y la periodista e investigadora Lirians Gordillo Piña, consideró que Otra Isla tuvo el acierto de trascender con su narrativa sagaz y equilibrada, y encontrar a lo largo de más de una hora de metraje la armonía entre el contenido y la forma, además de que es capaz de “provocar la reflexión más descarnada no solo sobre la situación que vive cada protagonista en pantalla, sino sobre nuestra sociedad y su devenir a la par que sobre la condición del migrante o refugiado en cualquier latitud y por cualquier motivo”, logros que le valieron para obtener este premio, además de la Mención en el apartado de Documental y el premio de Mejor Edición de la Muestra.

Imagen: La Jiribilla

Por otro lado, un documental proveniente de esa escuela de la documentalística actual que es la Televisión Serrana, y que fiel a su objetivo de acercarnos a los hombres y mujeres de las montañas nos muestra la historia de vida de una mujer enraizada en el campo cubano, obtuvo también el reconocimiento del Centro Pablo, cuyo jurado decidió conceder una Mención a Guárdame el tiempo, de Ariagna Fajardo.

En este caso, Zambrano, Martín y Gordillo resaltaron “la manera sutil y espontánea y el rigor formal” con que Guardáme el tiempo logra evidenciar “a través del discurso de la protagonista y la fuerza de las cuestiones que no explicita pero sugiere como permanentes en la profundidad del ser, la violencia simbólica de esta historia documentada que trasciende el registro de lo antropológico y dialoga como auténtica obra de arte”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato