Literatura

El escrupuloso análisis de un año mediocre

Laidi Fernández de Juan • La Habana, Cuba

El investigador y ensayista Jorge Fornet Gil, director del Centro de Investigaciones Literarias de la Casa de las Américas, realiza el que quizás sea el más agudo análisis de un año tristemente célebre para Cuba (pocas veces acontecimientos ocurridos en la Isla tuvieron tanta repercusión internacional) en su libro El 71, anatomía de una crisis (Edit. Letras Cubanas, 2013), con una tirada por muchas razones imperdonable, de escasos mil ejemplares.

Imagen: La Jiribilla

A través de 17 capítulos que son mucho más que instantes, de una cronología exhaustiva y de los acápites dedicados al epílogo y a las gratitudes (colocados de forma inversa a la acostumbrada), Fornet  permite el acercamiento a lo que con justeza considera más que un período de 12 meses, toda una época, dadas las consecuencias, las tomas de partido y los profundísimos estremecimientos que provocó para la sociedad cubana en particular, y para la intelectualidad internacional de izquierda en general.

Gracias a la  extensa lista de bibliografías consultadas para El 71, cuya cifra sobrepasa las 150, es dable la corroboración de los datos (testimonios, discursos, cartas, artículos periodísticos) en los cuales se apoya, en caso de ser necesario acudir a las fuentes originales que le permitieron al autor adentrarse en el complejo mundo de las relaciones del estado cubano con sus artistas, así como los vínculos de la Isla con simpatizantes y adversarios de la revolución.

Más que el recuento de un momento crucial para nuestra vida cultural y para lo que sería  la proyección de Cuba como sociedad emergente, el libro permite entre otros, dos aprendizajes fundamentales: Por un lado, Fornet reconoce que la cultura aparece como síntoma de fenómenos que la exceden con mucho, analizada desde la perspectiva no solo de un hombre de convicciones anticolonialistas, sino de alguien que goza de las libertades de las que no dispusieron los protagonistas de aquel convulso año, y por otro, esclarece historias que aunque comentadas, no habían sido previamente enmarcadas contextualmente con tanta precisión, con lo cual se enriquece la valoración de sucesos como el Congreso de Educación y Cultura, el llamado caso Padilla, la ruptura de vínculos hasta entonces estrechos con intelectuales como Mario Vargas Llosa, así como al cabo, la adhesión luminosa de Julio Cortázar, el permanente apoyo de Mario Benedetti entre otros, la actitud desafiante de Haydée Santamaría y la lealtad, a pesar del reconocimiento de los muchos errores cometidos, de la mayoría de nuestros mejores artistas.

Coincido con Fornet en que la tendencia a sublimar o satanizar ciertos períodos, aun cuando existan poderosas razones para ello, entraña siempre el riesgo de simplificar las cosas. Así, es válido aceptar que “para muchos cubanos [el año 1971] pasara a encarnar la imagen de un momento nefasto, aunque fuera el mismo en que millares de personas accedieron a una nueva vivienda, enviaron a sus hijos como becarios a las flamantes escuelas en el campo y experimentaron el orgullo de ver a su país en el Olimpo deportivo”.

Resulta loable el acercamiento del autor a una época pasada, en la cual no tuvo por razones obvias participación alguna, considerando este matiz de gran valía, ya que los protagonistas “suelen reconstruir[la] desde su experiencia vital y adaptar lo ocurrido entonces y sus consecuencias, al sentido de sus respectivas vidas y a lo que el momento significó dentro de ellas”.

Cuarenta y dos años después de 1971, cuando aún reverberan los ecos de grandes desaciertos impositivos  y de algunas victorias alcanzadas, y siguen manipulándose muchos de los resultados de las confrontaciones a que dieron lugar los encontronazos, resulta oportuno (por decir lo menos) que un autor joven como Jorge Fornet, dedique su talento, su honradez y su rigor investigativo a dicha época. Su mirada, fresca y escudriñadora, abre el horizonte para nuevas interpretaciones, sin duda, a partir de ahora calzadas por su aporte, y por la amenidad con la cual nos narra hechos que resultaron trascendentales para el movimiento cultural latinoamericano. 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato