Selección de poemas

Desaire

Por no dejarla pasar

a la fiesta del jardín,

no se cansa de llorar

la rosita de maíz.

 

La mata de toronjil

La mata de toronjil

puso una carta al correo

para el agüita de abril.

 

Ella no la contestó

porque esa niña es modorra:

no conoce ni la O.

 

Las caprichosas

A la vicaria blanca

—quién lo pensara—

no le gusta ser blanca

sino morada.

 

Y la morada

—quién lo dijera—

piensa tomar un curso

de enredadera.

 

Patatín Patatán

Patatín, ya salió el sol;

patatán, y canta el gallo.

Patatín, se abren ahora;

patatán, los aguinaldos.

 

Patatín patatán:

¿cuántas abejas

sobre las flores

volando están?

 

Maravilla

La flor de la maravilla,

cuando acaba de llover,

en los charquitos del agua

quiere mojarse los pies.

 

Pena

Las flores del coralillo

Se quedaron sin abejas

Por culpa del romerillo.

¡Qué pena!

 

El aguinaldo rosado

con el jazmín de la tierra

las estaban consolando.

 

Suceso

El clavel perdió un zapato

y va cojeando de un pie.

¡Ay, su zapatico nuevo

que lo acaba de perder!

 

Saltando de charca en charca

allá va él,

y nadie lo ayuda, nadie.

Nadie lo ve.

 

Un resfriado muy fuerte

tendrá mañana el clavel.

 

 
Tomado del libro Palomar. Editorial Gente Nueva. La Habana, 1989.

Comentarios

Están buenos e interesantes estos poemas. Espero que sigan así como van.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato