Selección de poemas

Jugando al  amor

Recuerdo cuando jugábamos al desnudo,

nos incrustábamos en la pared,

todo era oscuro

yo te buscaba con mis dedos perdidos

y tropezaba en cada huella de tu pecho.

Nada teníamos que envidiar a los locos.

Un día quisimos vivir dentro de un árbol,

Otro…

corrimos delante del tiempo,

pero  al final gastamos nuestro sol,

Llegó el hastío…

¡Qué lástima que todo fue perdido!

 

Cuando llega el amor

Siempre que llega el amor

nos sorprende

dejándonos cual niños indefensos

Como si no supiéramos

lo que hemos conocido.

Y…

Volvemos a empezar

teniendo la ilusión

de ser distintos…

Llega el amor,

lo imprevisible

y salimos nuevamente

hacia la vida

sin más armas

que las manos llenas de infinitos.

 

Para olvidarnos

Le faltaban al mar los acentos.

En mi alma había el silencio

de los ruidos secretos.

Era  el fondo de tu voz imprudente

que enredaba mí sombra

de inquietud amorosa

y estremecidos ecos.

Así quedé…

transitando en el fuego.

No sabré si me amaste

pero sé que fue bello sonreír a la luna

cuando nos ignoraba

vestidos con el misterio

de todas esas noches.

¿Qué pensarás de mí?

Fui un bando de gavilanes con una sed inmensa de amar…

y ahora seré juzgado

por saber

que la medida del amor es…

 

Meditando # 1

Si volviera a hacer el amor contigo

Lo haría sin prisa

Dibujaría el espacio

Tus movimientos de tormenta furiosa

y tu reposo

después de poseída.

 

Meditando # 2

Recorriste largos caminos

para llegar al centro de mi cosmos….

ahora que llegas

Dime…

¿Qué harás?

 

Meditando # 3

Quiero poseerte

con la más dulce

de mis furias

y entrenar mis labios

en el lugar exacto

de tus suspiros.

 

Declaración masculina

No te burles,

ni te sorprendas,

no soy orgulloso,

ni me gusta suplicar.

La súplica

es el eco inútil

de palabras vacías.

Por eso

quiero entregarte mi alma

y ver junto a ti

de nuevo el arcoíris.

No…no te sorprendas

se que es difícil

ver declararse a un hombre

aunque tenga alma de mariposa.

 

Especial para La Jiribilla

Comentarios

No conozco al autor de estos poemas, por su discurso asumo que se trata de un talento joven. Particularmente, considero que las asonancias en el verso libre soy desagradables al oído, por lo menos en este caso se trata de asonancias en exeso. Saludos

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato