Los salmos no tan oscuros de Frank Castell

Alberto Marrero • La Habana, Cuba

Los salmos son el corazón de las Sagradas Escrituras o el manual de un gran coro terrenal, me han dicho o he leído en alguna parte. Son en esencia cánticos de alabanza y en ocasiones quejas y lamentos de gente que sufría en épocas de crisis personal o calamidad nacional. También podría sumarse alguna que otra imprecación (siempre hay enemigos que abominar) o meditaciones que festejaban un estado de gracia que solo no es dado al cabo de un vivir intenso (y atento) que algunos llaman sabiduría. Esto y mucho más pasó por mi mente cuando topé por primera vez con un manojo de poemas intitulados Salmos oscuros, del reconocido poeta Frank Castell (Las Tunas, 1976), publicado por la Editorial Oriente y que viera la luz en la recién concluida 2