Producciones Audiovisuales e Investigación Cultural en Cuba

Una cultura que satisfaga las necesidades
y las expectativas de los cubanos de hoy

Roberto Miguel Torres Barbán • La Habana, Cuba
Jueves, 8 de Mayo y 2014 (4:56 pm)

Este miércoles comenzó en el Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello (ICIC), el Taller Académico sobre Cultura y Visualidad. Producciones Audiovisuales e Investigación Cultural en Cuba. El encuentro, obviamente fue inaugurado por el director de la institución Fernando Martínez Heredia, quien en sus palabras iniciales recordó a los asistentes, intelectuales, realizadores, cineastas, investigadores, estudiantes… “elementos remotos y continuantes en nuestro acerbo cultural, a veces olvidados”.

Martínez Heredia dijo, al cierre de su intervención inaugural: “termino rescatando como valor permanente aquella experiencia en la que los artistas e intelectuales encontraron el sentido y la obra en la unión buscada y la organicidad lograda, en saber que formaban parte de la fuerza del pueblo desatada por la Revolución y la necesidad inabarcable de apoderarse de toda la belleza y todas las capacidades, de que las artes fueran goces y armas al mismo tiempo, de asumir la modernidad a la vez que quitarle su sentido burgués, de ser voceros del pueblo y prefigurados de su futuro.

“Y al mismo tiempo en saber ser artistas, intelectuales y técnicos celosos defensores de la autonomía de su trabajo, sus sensibilidades, sus criterios estéticos y políticos, como única vía de lograr una realización fructífera de sus vidas en la Revolución, y de las funciones de su tipo de labores dentro de ella. Es decir, una de las maneras de unir la militancia y la libertad, para que ambas valgan la pena, avancen y participen en los cambios colosales de las personas y de la sociedad”.

Las tareas valiosas no se pueden medir por lo que parece posible

¿Qué nexos o barreras distinguen la relación producción audiovisual-investigación cultural en la Cuba contemporánea? ¿Cuáles son los criterios ideoestéticos más recurrentes entre los productos del audiovisual contemporáneo? ¿Somos conscientes del protagonismo socializador de estos materiales? A estas y otras interrogantes se les buscó respuesta en la primera jornada del evento, que concluye mañana.

Con esa premisa dieron inicio este miércoles los seis paneles teóricos del evento: Cine e Historia: la construcción de la memoria desde el lenguaje audiovisual; Archivos Fílmicos; Políticas Culturales para la Producción Audiovisual; Los contenidos culturales del Videoclip Cubano; Video-Creación y Miradas audiovisuales a la sociedad cubana contemporánea, mientras la jornada clausura de mañana estará dedicada a la proyección de materiales audiovisuales.

En el encuentro, que concluye con la proyección de varios materiales se dialoga precisamente sobre importancia de las producciones audiovisuales en la comunicación y socialización de saberes, así como sus vínculos con la investigación cultural. Desde experiencias particulares dentro del cine, el documental, el videoclip y el videoarte, esta segunda edición del taller contribuye además a examinar el estado de conservación y la disponibilidad de materiales audiovisuales de gran valor cultural a partir de un examen de los archivos fílmicos de varias instituciones, según anunciaron sus organizadores.

Fernando Martínez Heredia agradeció la presencia en el encuentro de cineastas, videocreadores e investigadores, quienes tienen el reto de compartir y discutir diferentes aspectos de los contenidos y las relaciones que existen entre las producciones audiovisuales, las investigaciones culturales, la construcción de la memoria y las políticas culturales.

 Necesidad y conciencia, dijo, convocan a este encuentro que es producto “del extraordinario desarrollo y la riqueza descomunal que ha alcanzado la cultura cubana, lo cual presenta asuntos, problemas, juicios, y belleza formal a grados muy altos de complejidad y calidad, porque solo así se pueden satisfacer las necesidades y las expectativas de los cubanos de hoy”.

Explicó que este evento llega para ratificar —en la coyuntura crucial que vive el país— que estamos obligados a ser superiores a la mera reproducción de la vida social e ir más allá de los dictados de la aritmética. “La cultura es el terreno de la vida nacional que tiene más desarrollo, por lo que cabe reclamarle que abra caminos y enfrente con acierto desafíos que están ante nosotros”.

A la primera jornada de este encuentro asistieron creadores como Rebeca ChávezFernando Pérez, quienes dialogaron, respectivamente, sobre el documental histórico y sus retos a la hora de mirar al pasado, así como el concepto y el proceso de creación de los filmes Clandestinos y Martí, el ojo del canario. Entre las principales intervenciones de este primer día del evento también destacaron la del crítico y director de la Cinemateca de Cuba, Luciano Castillo, quien reflexionó en torno a la conservación documental y el panel liderado por Rafael Acosta de Arriba en el que se debatió sobre las políticas culturales para la producción audiovisual.

Este jueves se presentaron las ponencias sobre “Los contenidos culturales del videoclip cubano: reflexiones críticas”, del profesor Mario Masvidal, así como a la crítica y analista Neris González Bello, quien llegó con “Una mirada al videoclip cubano desde la participación en el Cubadisco”, mientras Danae C. Diéguez, profesora del Instituto Superior de Arte (ISA), volvió  a presentar “El ojo sexuado. ¿Reproducen las imágenes un orden de género?”.

Entre los materiales audiovisuales que se presentaron en premier destacaron los videoclip De corazón y Para Mestizar, de X Alfonso y Joseph Ros, respectivamente.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato