François-Xavier Demaison:

“Tengo que sentir que el director me cree y me conoce”

María Carla Gárciga • La Habana, Cuba

Imagen: La Jiribilla

Amante de la comedia, François-Xavier Demaison regresa al Festival de Cine Francés en Cuba con el personaje de Boris en el filme Como hermanos, del joven realizador Hugo Gélin. Durante los últimos cinco años ha desarrollado un intenso recorrido actoral en el séptimo arte que se evidencia en su extensa filmografía, la cual incluye también dramas. No concibe las fronteras entre ambas formas de hacer porque a las dos se entrega con la misma sinceridad, que para él, como actor, es lo más importante.

En Francia está considerado uno de los humoristas más talentosos y aquí ya va conquistando a nuestro público. Su dominio del español incita a que no pocos le pregunten si tiene ascendientes hispanos: él contesta con una sonrisa que su ascendencia es de Cuba y que está dispuesto a cantar “en cubano” si se lo piden.

Dos años atrás vino por primera vez para presentar en la 15 edición del festival la comedia La oportunidad de mi vida. Ahora retorna con otro filme del mismo género que confiesa haber disfrutado mucho por la química, la magia y la confianza que surgió en el trabajo con su director Hugo Gélin y sus colegas Pierre Niney y Nicolas Duvauchelle.

“Como primer paso en mi trabajo tengo que sentir que el director me cree y me conoce. Hugo tenía conciencia y sentimiento, por eso ambos establecimos una relación de confianza y amistad que me dio el deseo de dar mucho. Además, disfruté la película porque fue como un retorno a mis comedias anteriores que la gente ha visto y elogiado.

“En el caso de los otros dos actores que compartieron escena conmigo en el filme, surgió una amistad sincera y real en la vida, por eso ahora estamos muy unidos y somos de verdad como hermanos. Creo que ese es uno de los grandes valores de la película, el sentimiento que compartíamos en la historia y fuera de ella. Este elemento de sinceridad es lo más importante”.

Con respecto al cine francés contemporáneo y este festival que se celebra en Cuba, comentó a La Jiribilla:

“En Francia tenemos una producción cinematográfica muy activa y eso es muy bueno, pero quisiera resaltar que he visto Conducta, una película cubana estupenda que me ha fascinado. Pienso que es un filme grande, de verdad.

“En cuanto a este festival, para mí es un evento muy importante en mi trabajo porque encuentro un público culto, con mucha sensibilidad y generosidad. Ahora tengo proyectos en la televisión y la escena, pero también otras comedias y dramas, por lo que espero volver”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato