La Memoria en FILZIC 2014

Gabriela Sotolongo • La Habana, Cuba
Foto: Cortesía de la autora
 

Con la presentación de sus publicaciones periódicas, el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau concluyó este 2 de mayo su participación en la Feria del Libro de Antofagasta, FILZIC, en la que ha mostrado su diverso quehacer, siempre apostando por el rescate de la memoria. 

Imagen: La Jiribilla

La editora jefa de la institución, Vivian Núñez, se refirió al Cuaderno Memoria, que se publica cada año dedicado a uno de los proyectos esenciales del Centro. Así mostró las entregas dedicadas al trabajo editorial del último año y el titulado Che testimoniante. Asimismo, recordó que cada mes se ofrece a los lectores un boletín electrónico de igual nombre, que además de recoger las principales acciones culturales realizadas en ese período incluye secciones que promueven el intercambio y el debate en torno a temas esenciales de la realidad cubana. 

“Esta labor de difusión se complementa con nuestros sitios web y tiene como objetivo esencial impedir que se pierda una información que, de otro modo, estaría condenada al olvido”, precisó. 

La presencia del Centro Pablo en la cuarta edición de esta feria, en la que Cuba es el país invitado de honor, se inició el pasado 24 de abril con un panel integrado por Núñez y la editora Xenia Reloba, quienes comentaron algunos de los libros que el Centro llevó a FILZIC y ofrecieron detalles de la casa editorial de la institución, Ediciones La Memoria

El 28, la editora jefa comentó brevemente el documental Que levante la mano la guitarra, del director del Centro, Víctor Casaus, el cual fue exhibido en el Rincón de los Sueños, uno de los sitios privilegiados de esta feria multicultural. Tres días después Reloba hizo lo mismo con Hay un grupo que dice…, de Lourdes Prieto, al tiempo que se refirió a los títulos que sobre la trova se ofrecieron a los lectores. 

Además de estas presentaciones, las representantes del Centro Pablo ofrecieron en la Biblioteca Regional de Antofagasta un conversatorio sobre la emigración cubana y su efecto en la cultura. La delegación de la institución habanera estuvo  integrada además por el especialista Jesús García. 

Para las últimas jornadas de FILZIC estaban previstas las presentaciones de los libros Elogio de la altea o las paradojas de la racialidad, de Zuleica Romay, presidenta del Instituto Cubano del Libro, y la novela Herejes, de Leonardo Padura.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato