Amigas: Nada más

Guille Vilar • La Habana, Cuba
Miércoles, 14 de Mayo y 2014 (7:28 am)

Entre los tantos preceptos expuestos por Leo Brouwer, hay uno genial en donde el maestro asegura que si estuviéramos 48 horas seguidas sin música, sucedería una catástrofe mundial. Por supuesto, Brouwer se refiere a la música valorada como manifestación artística cotidiana de singular impacto espiritual en el conglomerado social de nuestros días porque lamentablemente, existe otro tipo de música que al contrario, rogamos por no tener que escucharla durante muchas horas.

Así las cosas, en estos momentos es tal la diversidad que existe entre las diferentes manifestaciones de la música popular contemporánea, que cada vez resulta más difícil ser condescendiente con aquellas expresiones que se apoyan en la música, pero tienen muy poco de arte. Ya no tiene sentido hablar de las preferencias normales de un género por otro entre los individuos porque maquiavélicos mecanismos de marketing como que han hipnotizado a sus víctimas al hacerles creer que cada nuevo pseudo cantante que aparece en el mercado, las tiene todas consigo para ser avalado por sus enajenados admiradores.

Al igual que las t