Notas al fascismo corriente

El lobo, lobo se queda

La Jiribilla • La Habana, Cuba

Ileana Ros-Lehtinen, esa vieja loba disfrazada de cordero, y a quien nadie le cree, ha declarado recientemente: “Estamos tratando de proteger al pueblo venezolano”.

Quien lo dice es una de las principales instigadoras del golpe de estado contra la revolución bolivariana, que ya va costando 42 muertos y más de 800 heridos. Encima, es una de las principales protectoras del terrorista Luis Posada Carriles, quien bajo la fachada de Comisario Basilio en la DISIP venezolana, torturó y asesinó a cientos de hijos de ese pueblo.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato