Hay un grupo que dice… en la televisión cubana

Vivian Núñez • La Habana, Cuba

El documental Hay un grupo que dice…., de la realizadora Lourdes Prieto, fue exhibido este domingo primero de junio por la televisión cubana, removiendo recuerdos y reafirmando convicciones, a juzgar por las reacciones dadas a conocer por algunos televidentes.

Producido por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau y el Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográficos (ICAIC), la cinta, en opinión del escritor, periodista y editor villaclareño Yamil Díaz, es una nueva joya del documental cubano.

“Acabo de ver el documental sobre el Grupo de Experimentación Sonora, que me ha conmovido y, al mismo tiempo, me ha golpeado el rostro. Esas canciones que yo creía conocer siempre las escuché solas, ignorando las imágenes cinematográficas a las que acompañaron. Ahora, al enlazar “la lista con el billete” me han parecido totalmente nuevas”, aseguró Yamil Díaz en mensaje enviado a Víctor Casaus, director del Centro Pablo.

Por su parte, el también periodista y escritor villaclareño Alexis Castañeda, escribió: “Acabo de ver, conmovido todo el tiempo Hay un grupo que dice… Me di cuenta, que aunque era un poco más chiquito, ya estaba al tanto, me sabía todas las canciones. También a mí me calificaron de raro en la secundaria porque me gustaban esas canciones ¿Dónde estarán ahora aquellos delimitadores de las primaveras?  Muy útil, muy necesario este trabajo”.

Sobre Hay un grupo…., seleccionado como el mejor documental exhibido en Cuba el pasado año por la Asociación Cubana de Críticos Cinematográficos, Casaus consideró que cumple dos objetivos esenciales: “reconocer en su formidable magnitud la riqueza de la cultura cubana a través de la historia apasionante y documentada de la fundación del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC (GESI) y pasar balance, con sentido crítico y constructivo, a los graves errores institucionales cometidos en la aplicación de la política cultural de la Revolución fundamentalmente durante el primer lustro de la década de los años 70 del pasado siglo”.

“El GESI, ideado y creado por Alfredo Guevara, fundador principal de la cinematografía cubana a partir de 1959 y uno de los promotores esenciales de lo que se ha llamado el Nuevo Cine Latinoamericano, reunió a un extraordinario grupo de músicos bajo la dirección del maestro Leo Brouwer”, rememoró Casaus en las palabras que aparecerán en el DVD que se realiza de la obra, tras precisar que en ese grupo “recibieron su formación iniciática los jóvenes artistas que estaban dando vida, en esos mismos años, al movimiento artístico de la nueva trova cubana: Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Noel Nicola, Sara González, Eduardo Ramos, junto a músicos como Sergio Vitier, Emiliano Salvador, Pablo Menéndez y otros excelentes instrumentistas que también aparecen como intérpretes o testimoniantes en este documental. El ICAIC y la Casa de las Américas, fundada en el año 1959 por Haydée Santamaría, heroína de la lucha revolucionaria, brindaron generosa y decididamente su  apoyo para la defensa y el desarrollo de la prometedora y naciente nueva trova cubana en aquellos años intensos y difíciles”.

Añadió el cineasta que Hay un grupo que dice… “también describe y analiza los problemas generados, a partir de 1971, por la aplicación de una política cultural de corte o influencia estalinista, represiva en lo artístico-profesional y sumamente dañina para la cultura cubana, que logró ser revertida cinco años más tarde, a partir de 1976, cuando la dirección revolucionaria del país creó el Ministerio de Cultura y puso al frente de ese nuevo organismo, que comenzó a restañar heridas y restablecer principios, a uno de los dirigentes históricos de la Revolución Cubana, Armando Hart Dávalos”.

“Este filme —concluye Casaus— quiere ser un homenaje a esa aventura del talento y el coraje subrayando, al mismo tiempo, el carácter complejo y contradictorio de aquella época, de sus búsquedas, ilusiones, aciertos y desaciertos que aquel grupo musical y el cine cubano en general expresaron en sus canciones y en sus imágenes”.

La cinta, de 80 minutos de duración, fue estrenada en La Habana, en diciembre pasado, en la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano y seleccionada  para su exhibición en el acto de clausura del 35 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en ese mismo mes. Además se mostró este año en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, México; en el Havana Film Festival de Nueva York y en la Feria Internacional del Libro de Antofagasta, Chile.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato