Libros y cine, buena alianza

Eyder La O Toledano • La Habana, Cuba
Lunes, 9 de Junio y 2014 (3:30 pm)

La cinematografía venezolana emerge como una de las más dinámicas de la región latinoamericana en el último lustro, gracias a la propuesta institucional como la Villa del Cine, logro de la Revolución Bolivariana que mira al séptimo arte como vía de creación y de industria cultural.

Cintas como Azul y no tan rosa; Bolívar, el hombre de las dificultades o Pelo malo, por citar tres de los filmesproducidos en el último año, se pasean por diferentes certámenes cinematográficos a nivel mundial, con buena aprobación del público, el jurado y de la crítica especializada, por los valores estéticos y artísticos al abordar temas incómodos.

Junto a figuras reconocidas como Román Chalbaud (Cangrejos), ahora se suman una pléyade de jóvenes realizadores venezolanos inquietos por llevar a la gran pantalla a la Venezuela contemporánea, a partir de la tesis del cine de autor.

Ello llama la atención de diferentes cinematografías de la región para el trabajo de coproducciones o de interés intelectual e investigativo como la surgidaentre el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) y el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) de Venezuela.

Ambas instituciones fílmicas dieron a la luz los títulosLas trampas del oficio, de Ambrosio Fornet; La descolonización de la mirada, de Adolfo Colombre; El cine, décima musa, de Alejo Carpentier compilado por Salvador Arias, y El audiovisual y la niñez, de Aylin Torres y Pablo Ramos, recientemente presentados en la Casa del Alba Cultural, en presencia del viceministro de Cultura venezolano Gastón Fortis Silva.

Según Roberto Smith, presidente del ICAIC, estos títulos devienen homenaje a Glauber Rocha, al tiempo que son una muestra de recuperaciónde Ediciones ICAIC con autores cubanos y venezolanos, prueba de las indisolubles relaciones de amistad entre ambas naciones que, ahora desde el cine, se fortalecen.

Las trampas del oficio, está integrado por una serie de ensayos y artículos sobre el cine cubano, en particular de la obra de Tomás Gutiérrez Alea (Titón).

Graciela Pogolotti, ensayista y escritora, durante la presentación de El cine, décima musa, destacó que es un texto contentivo de artículos y ensayos publicados por Alejo Carpentier con temas del ámbito cultural, la mayoría realizados durante su estadía en Venezuela, donde se acercó al cine en tanto fenómeno sociocultural por entonces.

La descolonización de la mirada, del venezolano Adolfo Colombres, es considerado un ensayo complejo y un texto de referencia para conocer el documental antropológico. El audiovisual y la niñez, por su parte, subraya la importancia del lenguaje cinematográfico en los infantes como proceso de aprendizaje y de cultura, a partir de una exhaustiva investigación de los autores.

El presidente del CNAC y cineasta venezolano Juan Carlos Lossada, uno de los mentores del suceso editorial,remarcó que es un hecho muy importante para los cinéfilos cubanos y los de su país, donde cada año se incrementan las producciones de películas y con ellas también una asimilación del público venezolano a la cinematografía nacional, en buena medida por la diversidad de géneros y temas abordados.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato