Artes Plásticas

Spectrums: pasaje a la utopía

Roberto Miguel Torres Barbán • La Habana, Cuba

La ilusión por estos días hace escala en la capital cubana. Entre sus calles, plazas y parques la utopía se retrata y a La Habana le nacen los más inverosímiles iconos de la arquitectura universal. Desde las pirámides egipcias, hasta el Stonhenge o la Catedral de San Basilio se confunden tropicalizadas entre los barrios, calzadas y repartos.

De lo increíble a lo posible es el pasaje que nos regala esta muestra de piezas fotográficas, donde La Habana se puede confundir con Londres, Moscú, París o cualquiera de sus homólogas del mundo a donde vuelan los sueños que luego regresan convertidos en añoranza.

Imagen: La Jiribilla

De ello va la exposición que el joven artista de la plástica Williams Cruz Perdomo presenta por estos días en el Centro Cultural Cinematográfico Fresa y Chocolate; una docena de piezas en las que fotomontaje mediante, el creador nos regresa a las cercanas lejanías de la emigración; un tema recurrente entre las artes visuales contemporáneas, pero al que apela ahora desde la más descarnada alusión a los que sueñan con la partida y despiertan en el regreso.

Por ello, ha dicho, “decido traer hasta La Habana compartida todos estos símbolos de las principales ciudades del planeta, en clara alusión de que las utopías también se hacen posible en lo conocido y en ocasiones no se trata de ir, sino de hacer llegar”.

Las palabras al catálogo advierten: “Spectrums, es una propuesta que alerta y presta sus ojos para que miremos no solo a la emigración, sino también el abandono del patrimonio construido, estableciendo vasos comunicantes entre paisajes arquitectónicos nacionales y foráneos, que nos recuerden que somos producto de un sincrético legado sicosocial, político, religioso, cultural y genético en diálogo con el entorno de la ciudad”.

Imagen: La Jiribilla

“Pero Spectrum no resume su propuesta en el tema de la emigración generacional, ha dicho también Williams Cruz. En estas piezas hablo al mismo tiempo sobre el cubano, su cultura, tradición y patrimonio, una muestra donde unifico esos conceptos, mediante el fotomontaje de imágenes de la ciudad y creando múltiples Habanas a partir de la ciudad que conocemos”.

El surrealismo fotográfico que se nos presenta es mucho más que el juego sobre el programa informático que desnuda y viste la foto. Es el riesgo del creador —que sin ser diseñador o artista de academia— se aventura a jugar con el doble sentido, la ironía y el sarcasmo para decirnos que esos espectros citadinos se nos vienen encima… como sus edificios.

Esta expo colateral a la IX Bienal Fotográfica de San Antonio de los Baños que apela al fotomontaje, como técnica y medio de expresión a sus más acuciantes inquietudes e inconformidades generacionales con una ciudad en deuda consigo misma y con sus habitantes. En tal sentido, la curadora, Yuray Tolentino Hevia, explicó que en esta expo el artista apela a la valoración crítica del ahora sin negatividad mediante la hibridación de pasajes arquitectónicos, “pero siempre a partir de la mirada lúcida, que dilucida, entre el hoy, el ayer y el ahora”.

Imagen: La Jiribilla

El autor de esta serie de fotografías construye sitios icónicos de la arquitectura, la sociedad y la cultura contemporáneas, allí donde cayó un edificio, donde está la ruina, el basurero, el espacio olvidado. De esa manera hace mirar donde nadie quiere y muestra los nexos de esos habitantes con la utopía. No es ficción, o al menos no desde la tradicional postura de que vista hace fe. Claro que el ojo atento del espectador no se dejará engañar por la  tecnología digital. No son fotos: son spectrums.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato