Tony Ávila, el nuevo objetivo de la campaña anticubana

La Jiribilla • La Habana, Cuba
La congresista Ileana Ros-Lehtinen, paladín de la extrema derecha de origen cubano en Miami, en el empeño de obstaculizar los intercambios culturales entre el pueblo cubano y estadounidense envió a Roberta Jacobson, Subsecretaria de Estado de EE.UU., una carta contra la presencia del cantautor cubano Tony Ávila en ese país.
 

 

Imagen: La Jiribilla

Honorable Roberta Jacobson, Subsecretaria de Estado para asuntos del Hemisferio Occidental

Departamento de Estado de los EE.UU.

2201 C Street NW

Washington, DC 20520

 

Estimada Subsecretaria Jacobson:

Ha llegado a nuestra atención que el músico y compositor Tony Ávila, que está actualmente en los EE.UU. con una visa de turista, ha sido acusado públicamente de cometer actos de repudio por varios miembros del grupo pro-democracia pacífico conocido como las Damas de Blanco. De acuerdo a estas mujeres pro-democracia, el Sr. Ávila es bien conocido en el municipio de Matanzas, en Cuba, por su participación y apoyo a insultos, acoso, palizas y violencia en general contra este grupo de mujeres que está en contra del régimen brutal de Castro y sus políticas.

Según informes de prensa, Leticia Ramos Herreira, una representante de las Damas de Blanco de Matanzas, así como otras mujeres, han escrito una carta denunciando las acciones de violencia del señor Ávila contra estas manifestantes. Es una pena que con el pretexto de los intercambios culturales, individuos como el señor Ávila, que participan regularmente en la opresión de los que buscan democracia, se dé el lujo de disfrutar las libertades de los EE.UU. sin considerar sus sórdidas historias de insultar, golpear y cometer actos de violencia en sus propios países.

La Proclamación Presidencial 8697 del propio Presidente Obama reclama "cerrar la brecha" para que a los violadores de los derechos humanos no se les permita la entrada a los EE.UU. De acuerdo a la proclamación del Presidente Obama, la entrada a los EE.UU. debe ser negada a cualquier aliado que haya planeado, ordenado, asistido, ayudado e instigado, ya sea que haya cometido o participado en violaciones de los derechos humanos. Bajo este criterio, parece que el señor Ávila nunca debió haberse ganado la entrada a los EE.UU.

Agradeceríamos, de conformidad con la ley que se aplica a normas y reglamentos, una investigación sobre la expedición de visado de turismo del señor Ávila y pedimos que su visa sea revocada inmediatamente.

Permitir que violadores de derechos humanos como el Sr. Ávila estén en los EE.UU. infringe nuestro compromiso permanente de apoyar los derechos humanos y negar refugio a aquellos que lo violan. Con todo respeto, le instamos que niegue la entrada a los EE.UU a los violadores de los derechos humanos en el futuro.

Atentamente,

 

Ileana Ros-Lehtinen         Albio Sires                     Mario Díaz-Balart

Miembro del Congreso      Miembro del Congreso   Miembro del Congreso

 

Traducción de la carta original

Comentarios

Tony debe acusar en los tribunales a esa señora (a Ileana no, a Leticia) por difamación.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato