De gira por Matanzas Tony Ávila y su grupo

“No nos faltan proyectos para ocupar el tiempo”

Anneris Ivette Leyva • Matanzas, Cuba
Viernes, 4 de Julio y 2014 (10:42 pm)

Por amor al arte y al pueblo de Matanzas, Tony Ávila y su grupo iniciaron esta semana una gira por los municipios de la provincia, la cual ha devenido momento de reencuentro y oportunidad para fundar nuevas relaciones con un público que ha sorprendido al cantautor por sus muestras de cariño y el profundo conocimiento de su obra.

En un intercambio sostenido este jueves con la prensa en la capital provincial matancera,  Ávila resaltó la amplia afluencia de personas, fundamentalmente jóvenes, a los dos primeros conciertos ofrecidos en los municipios de Limonar y Los Arabos.

“Me sorprendió que la gente pidiera canciones que no son de plaza abierta, como El mundo de los más o Amor cromagnon. No somos una orquesta bailable, somos un grupo que hace bailar pero desde el pensamiento, y es difícil cuando uno canta en una plaza diseñada para carnavales que la gente haga las dos cosas a la misma vez”, expresó en tono de confesión, más que de conferencia, el popular cantautor.

Y para mayor asombro suyo los matanceros no solo movieron en estas descargas piernas y neuronas, sino que tararearon muchas de sus canciones: “A mí me gusta mirar al público, observar los labios de las personas cuando cantan. Quizás porque aún tengo, de mi época de maestro, el hábito de ‘monitorear a los alumnos en el aula’, y el sentir que siempre que doy un concierto estoy como en una clase: debo mantener motivado al auditorio, para que vuelvan al próximo ‘turno’ de clases.”

Este proyecto es un sueño de hace mucho tiempo, se lo debía al público de la provincia, y en especial al de mi municipio, Cárdenas, donde tenemos un proyecto comunitario, “Por amor al arte”, que llevamos a cabo cuando hay tiempo y están los recursos disponibles, y esta vez lo retomaremos. Hay muchos amigos músicos que dicen que van a pasar por allá, esperamos que se llene…

Ante la pregunta de a qué podía atribuirse esta amplia identificación del público con sus canciones, demostrada en las presentaciones recientes, Ávila comentó que sus temas, escritos “con mucha honestidad”, convocan a la reflexión en torno a problemas sociales o filosóficos que están en el centro de las prácticas de debate y de cuestionamiento del cubano. “Con respecto a la música popular, este tipo de canciones tardan más en llegar al público, pero creo que nosotros hemos establecido esa conexión rápido”.

Después de que se diera a conocer la carta donde representantes de la mafia miamense ─entre ellos los tristemente archiconocidos Ileana Ross Lethinen y Mario Díaz-Balart─ le solicitaron a la subsecretaria de Estado, Roberta Jacobson, revocarle la visa al músico –quien la semana pasada se encontraba en Estados Unidos─, bajo el falso pretexto de ejecutar actos de violencia contra una de las integrantes de las llamadas “Damas de Blanco” en su provincia de residencia, era casi imposible no intentar conocer más detalles:

“Ha sido increíble el número de gente que se me ha acercado en muestra de apoyo, o ha subido sus comentarios solidarios a las redes; algunos ni me conocen, pero sí tienen identificada la ralea de la mafia de Miami y saben por dónde vienen este tipo de cosas.

“Fueron incidentes realmente muy desagradables. La gira llevaba mucho tiempo planificándose, iba a ser en Miami y Puerto Rico, pero se frustró. Es lamentable que se me haya acusado injustamente de haber agredido a una de esas mujeres;  yo, la verdad, ni la conozco. Aun cuando se trataba de una acusación seria, no le hice mucho caso porque confío en que la infamia se desmiente por sí sola. Solo escribí algo en las redes sociales donde comienzo diciendo que soy un hombre de paz, y dejo claro cómo soy yo, para el que no me conozca.

“Se logró hacer un concierto muy concurrido en The Place, un sitio de Miami, gracias a la actitud valiente del dueño del lugar, que no se dejó intimidar por las constantes amenazas que nos hacían. Allí incluso me pidieron el tema Mi casa.cu, y yo, casi incrédulo, le pregunté al público: ¿la quieren escuchar de verdad? Y me dijeron que sí, y canté además El mundo de los más, y Balseros, y otras que quizás muchos pensaron que no iban a ser recibidas allí.”

En Puerto Rico ─continuó─ sucedió algo similar, las mismas presiones hicieron que se cancelaran mis presentaciones; pero puedo afirmar que en ambos lugares tuvimos mucha gente que nos apoyó.

“Este tipo de pruebas, para quien las afronta, solo consiguen consolidar más tu pensamiento; te hacen más radical en cuanto a valorar el país en el que vives, y en cuanto a entender por qué te quieres morir en él, o por él.”

Más conmovido por las muestras de apoyo y cariño que ha encontrado a su regreso a la Isla, que desconcertado por haber sido blanco de ataque de la ultraderecha anticubana, Tony Ávila prefiere concentrarse en sus proyectos futuros:

Después de esta gira por la provincia de Matanzas, y de algunos descansos intercalados, vamos a estar el 18 de julio en el Pabellón Cuba, una plaza que tiene mucho significado para la música cubana, especialmente a nosotros como grupos nos satisfacen mucho los conciertos que damos allí, comentó.

Casi al terminar agosto, e iniciando septiembre, queremos comenzar una gira por las provincias orientales, otra deuda que tenemos, y estamos a la espera  de la concreción de algunos compromisos internacionales, ahondó.

“También estamos trabajando, hace aproximadamente un año, en un concurso que lanzamos en homenaje al Guayabero (Faustino Oramas), y que va a tener su premiación en la Jornada de la Cultura, en octubre. El certamen está dirigido a los compositores cubanos que escriben guarachas…Hemos descubierto gracias a esto a muchos guaracheros que estaban en el anonimato. Como miembros del jurado están Adalberto Álvarez, Eliades Ochoa, Pedro Luis Ferrer, David Álvarez, Ray Fernández, Pancho Amat, Osvaldo Doimeadiós, Virulo (Alejandro García) y Tony Pinelli, quien lo preside (aunque el presidente de honor es el maestro Juan Formell, quien lamentablemente no está entre nosotros). Ya están las 38 obras que quedaron como semifinalistas en sus manos, de las cuales deben elegirse 12; con estas queremos hacer un disco que estará a cargo de Bismusic. Finalmente se va a escoger un gran premio, a entregar en medio de esta especie de evento, que recordará con una buena descarga al Guayabero allá en Holguín, donde era su casa. Lo que se recaude con estos discos va a destinarse a la futura restauración de este inmueble, que tendrá un uso cultural.”

Tenemos en planes además, para finales de julio, empezar a grabar nuestro próximo disco, el cual va a ser muy movido en cuanto a géneros. Tendrá son y guaracha, un par de temas se saldrán de esa esencia, pero básicamente estarán presentes los ritmos cubanos. A la vez queremos que sea muy social, con crónica, crítica, una pizca de humor. Hay un tema, por ejemplo, que habla de cómo en Cuba todo el mundo siempre cree tener la razón, y se llama precisamente así, “La Razón”. Pensamos que esté listo a finales de año. No tiene aún el nombre definido, pero el eslogan lo tenemos muy claro: para pensadores que bailan, o para bailadores que piensan. Buscamos que mientras más cubano sea, más universal se haga.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato