Anuncian adecuaciones para el próximo curso escolar

Amaya Saborit • La Habana, Cuba
Martes, 8 de Julio y 2014 (11:24 am)

Las medidas tomadas son el resultado de consultas con alumnos, maestros, presidentes de consejos de escuelas y directivos de Educación.

Las medidas tomadas son el resultado de consultas con alumnos, maestros, presidentes de consejos de escuelas y directivos de Educación. Foto: Anabel Díaz

Con el objetivo de elevar la calidad del proceso docente educativo, el curso escolar 2014-2015 estará marcado por adecuaciones en su concepción y por un mayor rigor en el cumplimiento de los planes de estudio.

Así refirió en conferencia de prensa la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez, quien precisó que esos ajustes “son el resultado de encuentros con cientos de maestros, presidentes de consejos de escuela, alumnos  y directivos de Educación a todos los niveles”.

“No han salido de una mesa del Ministerio para llevarse a la base —acotó—, ha sido un proceso de análisis, de propuestas de todas esas aristas”.

La titular explicó que no se elimina la doble sesión ni la merienda escolar en Primaria y Secundaria Básica; y que, atendiendo a las in­quietudes de los familiares, se autorizará que los alumnos almuercen en sus casas, previo consentimiento de sus padres.

Según trascendió, entre las modificaciones previstas para el venidero periodo lectivo figura la posibilidad de los centros de enseñanza para organizar su horario escolar.

De ese modo, argumentó Velázquez, se responsabilizarán más “con la organización del proceso docente-educativo, teniendo en cuenta sus características, las del entorno, y las potencialidades internas y externas”.

Agregó que la escuela debe realizar un diag­nóstico profundo sobre las instituciones, organismos y personalidades que la circundan, con vistas a que aporten a la formación integral de los estudiantes. También destacó que se le da­rá una mayor estabilidad a programas co­mo la formación profesional y la orientación vocacional.

La ministra explicó que se debe retomar el trabajo con los monitores (fuente importante para la formación de profesores), los encuentros de co­nocimientos dentro de la propia escuela, a ni­vel municipal y provincial; así como el funcionamiento de los círculos de interés y los vínculos con la Asociación de Combatientes de la Re­volución Cubana.

Sobre la instalación de los laboratorios para Biología, Química y Física, Velázquez informó que el próximo curso contará con el ciento por ciento de los instalados en el nivel Preu­ni­ver­sitario, y con más de 800 en Secundaria Bási­ca.

Con respecto al profesorado, señaló que se destinará tiempo para la preparación de los mismos. “Los profesores tendrán un día a la se­mana para desarrollar la preparación metodológica, se le otorgarán ocho horas semanales para ello, y tendrán la posibilidad de participar en cursos de postgrado, diplomados y maestrías”, acotó.

Asimismo, recalcó que se le otorgará prioridad a la Educación Familiar y a los con­sejos de escuela para analizar de manera conjunta los intereses de los es­tudiantes.

La Escuela como centro cultural más im­portante de la comunidad fue otro de los tópicos priorizados, estableciendo como base la retroalimentación que debe existir entre am­bos sectores.

Algunos cambios en las evaluaciones

Margarita McPherson Sayú, viceministra de Educación, aclaró que se mantienen los tipos de evaluación, pero se incorporan modificaciones en aspectos como el descuento ortográfico, el cual se aplicará en las evaluaciones sistemáticas, además de en las parciales y finales.

Sobre el valor de los errores ortográficos en las comprobaciones sistemáticas indicó que en la educación Primaria se descontarán 0,15 puntos por falta; en la Secundaria, 0,10 puntos; en Preuniversitario, 0,20 puntos; y en el caso de las escuelas pedagógicas: en primer año, 0,25, y de segundo a cuarto, 0,50 puntos.

En lo concerniente a los exámenes finales del nivel Preuniversitario, desaprobarán los estudiantes que: en 10mo. grado excedan las 30 faltas de ortografía; en 11no., las 26; y en 12mo., las 20.

Asimismo, la viceministra puntualizó que se otorgará mayor flexibilidad a la dirección de los centros en la planificación de los controles parciales; pero en alusión a las pruebas finales dijo que en todas las enseñanzas se evaluarán por semigrupos, con dos profesores en las aulas y con una duración de cuatro horas el examen; mientras que la evaluación sistemática tendrá un total de diez puntos para todos los niveles.

Con respecto a la repitencia, refirió que en Secundaria, Técnico-Profesional y adultos, pueden realizarla hasta dos veces; y Preuniversitario y escuelas pedagógicas en una sola ocasión, pero estas últimas atendiendo a la opinión del consejo de dirección de la escuela.

Finalmente, Odalys García Figueroa, directora nacional de la Enseñanza Primaria, dijo que piensan variar determinadas frecuencias de clases, como en el caso de primer grado, donde se incorporará una frecuencia de juego con vistas a que el proceso docente-educativo se acerque al de preescolar.

Añadió que la educación física tendrá una participación más activa, y continuarán los vín­culos con la televisión educativa, se mantendrán los espacios formativos, las teleclases de inglés, educación artística, musical y plástica.

También, precisó que en el caso de las escuelas rurales, debido a lo intrincado de sus sedes, se garantizará una sola sesión de clases a sus estudiantes.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato