Aquelarreando

Laidi Fernández de Juan • La Habana, Cuba

Hace 20 años, bajo la égida de un iluminado colectivo dirigido por el gran actor Osvaldo Doimeadios, comenzaron los Festivales Nacionales de Humor, conocidos como Aquelarre. A pesar del difícil momento económico que vivíamos en 1994, y otras batallas de índole variada (que tienen que ver con la tolerancia y la comprensión que requiere el arte), se logró el milagro de aglutinar a los mejores exponentes del humor escénico en el teatro Mella, recinto que desde entonces hasta la fecha, cuando recién ha concluido el Aquelarre 2014, abre sus puertas generosamente para que este evento se lleve a cabo.

Imagen: La Jiribilla

Paulatinamente, el público, los críticos, la prensa, el resto de los actores y actrices, y los representantes del movimiento cultural cubano, hemos visto crecer y desarrollarse el Aquelarre, cada vez con mayor fuerza y mejores propuestas. Entre los días 6 y 13 de julio se llevó a cabo, como ya dije, el Festival  de este año, cuyo programa incluyó cuatro facetas fundamentales: “El evento teórico” (con ponencias multidisciplinarias); el “Humor Gráfico”, la “Literatura Humorística”, y el “Humor Escénico”, que a su vez, fue dividido según la categoría que presentaran los grupos teatrales.

Se compitió en Espectáculo Teatral (cuyo Premio alcanzó el grupo holguinero “Trébol Teatro”, con la obra Cierra la boca), en Espectáculo Humorístico (el laureado fue el grupo “Etcétera”, también de Holguín, por El circo al sol), en Puesta en escena (distinción que se llevó a Santa Clara el grupo “Carcajada” por la propuesta En busca de un rey), así como en sketch, monólogo, guion original, parodia, canción, y actuaciones masculinas y femeninas, entre otros. Más adelante me referiré al desempeño actoral masculino, pero es el momento de destacar a quien obtuvo el Premio a la mejor actriz: Venecia Feria. Perteneciente al grupo “Etcétera”, esta artista impresiona por su plasticidad corporal, la intensidad con la que asume sus roles interpretativos, y la versatilidad de la cual es capaz. Si en el Festival Aquelarre anterior la vimos asumiendo el rol de una anciana, esta vez nos trajo quizá la mejor niña que hayamos contemplado en escena en mucho tiempo. La calidad de esta actriz promete futuras sorpresas en las tablas cubanas.

Como testigo de las más de diez propuestas que pudieron disfrutarse entre las salas teatrales Mella, Adolfo LLauradó, Raquel Revuelta y 23 y 12, puedo dar fe del empeño por el alto vuelo artístico, y el enraizado humor cubano que, en la mayoría de los casos, se mostró al público y al jurado evaluador.

Aunque se echa de menos la mejor promoción que requiere un evento de esta naturaleza, para el cual no existe un espacio televisivo ni en la prensa plana que anuncie los espectáculos de cada día, como sucede, por ejemplo, en el Festival de Cine Latinoamericano, es de señalarse que todas las funciones ocurrieron a teatro lleno, con un público receptivo, colaborador, cuyos aplausos estimulaban a los colectivos de actores y actrices, mostrando así el respeto que merece el arte escénico en general, y el humorístico en particular.

Otro rasgo que debe destacarse es la consagración de los organizadores de este Aquelarre, dirigidos por quien preside desde hace varios años el Centro Promotor del Humor; el actor Kike Quiñones. Además de la fluidez y del buen gusto que primó durante todo el Festival, el hecho de que fuera dedicado este año a la gran figura de Luis Carbonell, demuestra la reverencia que nunca debe soslayarse hacia quienes iniciaron el difícil y conciliante camino de divertir al público a través del arte. En esa misma cuerda, se rindieron homenajes a otros maestros del humor como los consagrados Carlos Ruiz de la Tejera, Osvaldo Doimeadios, Miguel Moreno, y los más jóvenes Mustelier, y Andy Vázquez, quienes ofrecieron actuaciones especiales, espléndidamente acogidas en todas las salas. De la actriz Xiomara Palacios, conocida por la excelencia de su histrionismo, y su particular facilidad para el humor, se presentó un documental que recrea aspectos fundamentales de su vida, y también fue estrenado el material fílmico más reciente de Eduardo del Llano, Omega 3, protagonizado por el actor Carlos Gonzalvo, quien tuvo a su cargo, además, la organización de los espectáculos de apertura y de cierre del Aquelarre, tarea bien compleja y ardua.

Imagen: La Jiribilla

Es fácil otorgar categoría de Festival a un evento como este, abarcador de toda manifestación artística que se relacione con la comicidad implícita a nuestra identidad. No sería justo finalizar este comentario sin antes resaltar al grupo humorístico que, a nuestro juicio, mejor expresa los conflictos cotidianos cubanos: “La leña del humor”, de Santa Clara. Fundado en 1986, y luego de varias etapas creativas, aborda temáticas del momento actual desde una óptica crítica donde predominan el absurdo, la sátira, la elegancia en el tratamiento de los temas, y un altísimo nivel actoral. Su obra Humor de afuera obtuvo por decisión unánime del Jurado las siguientes distinciones: Premio de actuación masculina al actor principal del grupo, José Lorenzo Hernández Carrazana, conocido como Cheroly; Premio al mejor sketch por el conjunto de la obra; Premio de Guion llevado a escena por “Asalto por cuenta propia”, —el primero del espectáculo—, y Gran Premio del Aquelarre. Sugerimos, por razones obvias, que dicha obra sea llevada a todos los escenarios posibles del país, y estimulamos al público al disfrute de este grupo, cuyas propuestas crecen años tras año en calidad, en profundidad, y en la exquisita comunicación que tanto necesita el humor cubano. Felicito al Centro Promotor del Humor en su 20 aniversario, que significan dos décadas de trabajo constante, de grandes polémicas, de duras luchas contra varios demonios, y de un creciente camino que dignifica y encumbra uno de nuestros más típicos rasgos identitarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato