La isla y los signos. De cómo se recrea
un universo

Mayté Madruga Hernández • La Habana, Cuba

Así como el poeta Wampampiro Timbireta llegó a  través de una cueva a conocer indios verdaderos, Raydel Araoz llegó a conocer el mundo feijoosiano con una maestría elogiable. El documental La isla y los signos, constituye un precioso ejercicio de estilo donde la obra del autor de Juan Quin Quin en pueblo mocho (1971) queda recreada, más que reflejada.

Imagen: La Jiribilla

Trascender testimonios trillados y líneas consabidas sobre la obra de cualquier intelectual, en especial Samuel Feijóo, sigue siendo una de las asignaturas pendientes de los documentalistas actuales. Al abordar personalidades de la cultura como esta, los estudios y ensayos casi siempre imponen un discurso a seguir en los documentales, donde las intervenciones de los especialistas constituyen el hilo conductor. Araoz no apuesta por esta tradicional, y también válida, por supuesto, forma de hacer, sino ve su trabajo como un producto artístico que debe rendir homenaje desde su misma realización al autor de El girasol sediento (1963).

Este material, ganador de la cuarta edición de DocTv Latinoamérica, se apropia de símbolos, así como de signos de Feijóo, para narrar la vida y la obra de un intelectual singular, antiacademicista, que vio como nadie la colonización de una provincia sobre otra, tal y como se expresa en el propio audiovisual.

Gana Araoz con la participación del director de animación Ermitis Blanco, pues la maestría de sus trazos aportan la singularidad en el material. Pasando de un simple desfile de personalidades que trabajaron y conocieron al artista, a un producto interesante que requiere un espectador inteligente y preparado para aprehender toda la información que se recrea en animaciones, planos y narraciones.

A ratos puesta en escena, y a ratos reflejo de una realidad que el propio Feijóo defendió, transcurre La isla… que se proyecta con un sentido de lo artístico puramente, al defender la animación como un lenguaje, más que como un género.

Araoz muestra la complejidad del pintor Feijóo, del poeta, pero más aún del etnólogo, que halla en el campo cubano nuestro cuerpo de leyendas más nutrido, más auténtico. Hace el documentalista un llamado de atención ante la pérdida de esta sapiencia campesina, que aunque pueda desentonar con la estética animada y onírica que lleva durante el documental, es perfectamente justificada en la edición, así como en los parlamentos de los entrevistados,  quienes no son en estas secuencias excelsos catedráticos, sino hombres de campo que portan la sabiduría más perdurable, esa que va apegada a la tierra. Refuerza así una vez más este documental lo que busca desde hace cuatro años el programa DocTv: historias regionales que reflejen lo más auténtico de los pueblos latinoamericanos.

No hay timidez en la recreación de personajes, dibujos e historias. La experimentación está presente en todo momento en el material, que en ocasiones busca incomodar, como lo haría el propio Samuel Feijóo. Se convierte así, La isla… en una mezcla interesante de actuaciones, varios narradores y especialistas, que intentan reconstruir una personalidad y desmontar un mito, o tal vez jugar con él y aceptarlo.

Imagen: La Jiribilla

Recorrer una vida en un audiovisual, no siempre resulta fácil, ni tampoco quedan, casi siempre, resultados memorables. La isla y los signos pudo haber tocado otros libros de Feijóo, otras anécdotas, pudo haber entrevistado otros pintores, pudo haber sido también otro documental, pero es este, que recién se estrenó en el cine Chaplin de La Habana, y que ahora presentarán televisoras de Latinoamérica.

Este trabajo de Raydel Araoz alcanza su propia estatura y se convierte en un homenaje auténtico a Feijóo, quien no admitía homenajes que fueran mera copia de su obra, sino creaciones inspiradas en su universo.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato