Un paraíso teatral en Matanzas

Sara Miyares • La Habana, Cuba

Es un verdadero placer dar testimonio como actriz del  proceso de montaje vivido, entre 2011 y 2012, para realizar la puesta en escena Burundanga, del dramaturgo Luis Enrique Valdés Duarte, espectáculo dirigido por Rubén Darío Salazar y diseñado por Zenén Calero. Digo placer, no solo por haber tenido la posibilidad de estar conducidos por alguien que cada día con talento y esfuerzo lucha en la búsqueda de la excelencia, sino también por el inmenso regocijo que le dio a nuestro  equipo trabajar en familia, algo a lo que se acostumbra en el colectivo  Teatro de Las Estaciones.

Imagen: La Jiribilla

El Retablo, la galería-estudio de Calero, en Matanzas, es de esos lugares donde se siente una energía muy especial. Trabajar allí se nos volvió el paraíso. Llegábamos con dificultad desde La Habana [1] y trabajábamos después  incansablemente, más la satisfacción personal  nos elevaba, nos quitaba la molestia de los viajes y avatares lógicos de una travesía. Dejarnos llevar por la mano de Rubén, junto a la gracia y el arte de los muñecos de Zenén,  nos hacía tan felices, que contábamos los días que nos quedaban para el siguiente encuentro.

Trabajadores incansables, de los que saben organizar las horas y los espacios, aprovechan al máximo sus capacidades y no se permiten perder el tiempo.  Logran mover las fibras sensibles de los que los rodean en su labor, y después al público, destinatarios finales de la obra creada. No por casualidad cuando se anuncia que viene Teatro de Las Estaciones a la capital, se aglutinan tantas personas en las presentaciones.

Imagen: La Jiribilla

Siempre se escucha hablar  del sello muy especial que se disfruta en cualquiera de sus puestas en escena. El buen gusto, la magia, el encanto de su quehacer, los ha hecho indispensables en el teatro cubano.

Vaya nuestro agradecimiento  eterno, respeto y admiración para el Teatro de Las  Estaciones en su 20 aniversario.
 

¡Enhorabuena!

 

[1] Pertenecientes entonces al Teatro de Muñecos Okantomí, en La Habana, las actrices Sara Miyares y Marybel García Garzón, junto a Guillermo Pérez Veranes como asistente de dirección y técnico de sonido, viajaron por espacio de siete meses desde la capital a la ciudad de los puentes, para trabajar con el equipo artístico de Las Estaciones.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato