Selección de poemas

Caridad Atencio • La Habana, Cuba

Como una especie de terror en el tamiz que soy para absorber el mundo.
No descanses, entrega tu laboriosidad. Pisa la alfombra del
sentimiento desde el silencio más solemne hasta toda el alma pisotear.
Si estoy labrada en un encaje, si la fidelidad es el escudo que hace
estallar mi pecho… lo que existe es la luz que agranda la ceguera, lo
que existe es la luz que la ceguera legitima.

....

Cuando te mueres por “crecer” hago actos infinitos para salvarte, cada
quien avanzando con el arte de su silencio, cada quien avanzando sin
saber que es su propio enemigo. Te digo “El que no muere vuelve,
espejeándose hasta que se borra”. Tras el abismo de tu cara perfecta
enhebro en una aguja un rayo. Tú eres viva, yo estéril y mi cordura
nutre mi soledad. Como dación de resistencia viene el misterio de la
desesperación. El tiempo impide ver lo que provoca: cuando te mueres
por “crecer” hago actos infinitos para salvarte.

.....

He querido procurarme
un resto de placer
de acuerdo
 al dolor que experimento.
He querido
poner mi corazón
 bajo mi mano
.
No sé si al amado
 se le teje un lugar
que lo sostiene
o una concibe
el sitio
donde
con puntadas brutales
es labrada.
La fijación, el punto
donde tus ideas
conciben
un lógico espacio
del que te desalojan
sin poder
abandonarlo nunca.

 

Caridad Atencio: Poeta, escritora e investigadora cubana. 14 de Febrero de 1963, La Habana, Cuba. Licenciada en Filología por la Universidad de la Habana. Trabaja como investigadora del Centro de Estudios Martianos, y ostenta la categoría de investigadora auxiliar y miembro del Consejo Científico de esa institución. Entre otros, ha publicado los poemarios: Salinas para el potro, Ediciones Extramuros (2001), La Sucesión, Editorial Letras Cubanas (2005), Notas a unas notas para L.A., Ediciones Unión (2005), El libro de los sentidos, Editorial Letras Cubanas (2010), y los libros de ensayo: La saga crítica de Ismaelillo. Editorial José Martí. La Habana (2008) y Del agua refluyente: sobre los versos de La Edad de Oro. Ediciones Matanzas (2011). Ha merecido el Premio Pinos Nuevos de Poesía en el año 1996,   Premio Calendario de Ensayo en el año 1999, Premio Dador de Ensayo en el año 2000, Premio Dador de Poesía en el año 2002, Premio de Poesía de la revista La Gaceta de Cuba de la UNEAC en el año 2005, y el Premio de la Crítica 2010 (otorgado en el 2011 por El libro de los sentidos). Por su obra ha sido distinguida con la Distinción por la Cultura Nacional.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato