Tony Pinelli. Mis canciones

Joaquín Borges-Triana • La Habana, Cuba

Uno de los fonogramas que resultó galardonado durante la más reciente emisión del Premio Cubadisco, fue el álbum titulado Tony Pinelli. Mis canciones. Esta producción se enmarca en una vivificante tendencia que se ha producido últimamente entre las discográficas cubanas, en cuanto a sacar a la luz compendios de la obra de importantes autores y que son asumidos por diversos intérpretes. Un ejemplo de semejante corriente la hallamos en el disco realizado en torno a la cancionística de Lázaro García, que en ese sentido de rendir tributo a un creador tiene que ver mucho con el que hoy comento desde esta columna.

Imagen: La Jiribilla

Para los seguidores de lo que fuera la Nueva Trova, el nombre de Tony Pinelli resulta harto conocido, en particular por haber sido el líder de Los Cañas, uno de los cuartetos de voces de mayor importancia no solo en la historia de dicho movimiento trovadoresco sino en general en el ámbito de las formaciones vocales cubanas. Cuando uno escucha en la actualidad los trabajos que ellos hicieron, no puede menos que asombrarse por el nivel artístico que llegaron a alcanzar.

Ahora, en este CD en el que Tony Pinelli incluye un total de 15 composiciones suyas, aparecen algunas piezas que de inicio se conocieron a través de las interpretaciones de Los Cañas. Junto a esos temas, se registran otros que el cantautor escribiese ya cuando la aludida formación se había desintegrado e incluso, algunos de mucha más cercanía en el tiempo.

Así, nos encontramos con nuevas versiones acerca de canciones que son parte de la memoria sonora de los seguidores de la Nueva Trova. Tales son los casos de “La unión de las dos mitades”, asumida aquí por Leoni Torres; “La lanza”, a cargo de Augusto Enríquez y Exaudi; y ese clásico surgido del tristemente hoy desactivado Concurso Adolfo Guzmán que es “Tú eres la música que tengo que cantar”, interpretado nuevamente después de alrededor de 30 años por Pablo Milanés, alguien que (en mi opinión) cada día canta mejor.

De los momentos que yo catalogo como de mayor lucidez entre todas las reinterpretaciones que de la obra de Tony Pinelli se realizan en este fonograma, están las ya aludidas versiones de “La lanza” y “Tú eres la música que tengo que cantar”. A ellas añadiría “La ciudad y el llanto”, por Tres de La Habana, y sobre todo, “De nuevo el mar”, a cargo de Mayito Rivera, quien ofrece una magistral lección de lo que es cantar con mucha bomba y saber llevar la melodía, desde el punto de vista interpretativo, de un estilo a otro.

La única pieza de la grabación que no me deja satisfecho del todo es “Tiempo”, asumida por Luna Manzanares, una formidable vocalista pero que aún resulta demasiado joven y falta de la experiencia requerida para dar interpretativamente lo que demanda al cantante un tema como este.

Con excelentes y funcionales orquestaciones en su conjunto, los 15 cortes compilados en Tony Pinelli. Mis canciones, corroboran a este creador como un destacadísimo compositor de piezas en las que el legado de la mejor trova de ayer, hoy y de siempre se hace presente.

Comentarios

Muy bueno Tony, deja ver como lo obtengo, ahora vivo en Guadalajara, México. Saludos, mi hermano

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato