Benny Moré es esencia de Timbalaye

Arianna Ceballo González • La Habana, Cuba
Viernes, 15 de Agosto y 2014 (12:22 pm)

El bailarín de danza folclórica Ulises Mora tiene la certeza de que si Benny Moré estuviera vivo, fuera promotor y partícipe del proyecto de integración cultural Timbalaye, que desde el 17 hasta el 24 de agosto estará celebrando su VI Encuentro Internacional de la Rumba, dedicado precisamente al aniversario 95 del natalicio del Rumbero Mayor.

“En nosotros nunca ha dejado de estar presente —comenta Mora, quien preside Timbalaye desde 2003, año de su surgimiento en Roma—. Benny Moré es esencia de Timbalaye (…) y seguramente se sentiría feliz no solo por el proyecto sino por todas las conquistas que ha logrado la política cultural del país”.

Irma Castillo, quien también apostó por Timbalaye desde el comienzo y se ha desempeñado durante estos años como su vicepresidenta y directora artística, considera que recordar al Bárbaro del Ritmo es el mayor de los honores para ellos. “El Benny fue un cantante tan querido por su público porque su arte lo dedicó completamente al pueblo”.

Y realmente, esta edición promete ser otra fiesta de rumba para el pueblo, con un amplio programa de actividades previsto en La Habana, Pinar del Río, Matanzas —sede principal— y Cienfuegos; gracias, en gran medida, a las instituciones que auspician el VI Encuentro Internacional de la Rumba: la Asociación Hermanos Saíz (AHS), la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), la Fundación Fernando Ortiz, el Consejo Nacional de Patrimonio de Cuba, la Casa de África y Paradiso.

Algo que no podía faltar este año es la presencia de los niños. Precisamente la apertura del Encuentro —el día 17 a las 11.00 a.m., en el Pabellón Cuba— se realizará con la presentación de dos proyectos infantiles: Rumbeando, de la provincia de La Habana, y Los Columbianitos del Puerto, de Matanzas.

“Abrir Timbalaye con ellos —señala Irma Castillo— es mostrar la continuidad, el futuro de la identidad cubana. Sirve, además, para darnos cuenta de que la fuente está ahí, en esos niños que cantan, tocan y bailan rumba. Es impresionante porque te preguntas: bueno, si tienen 5 o 6 años, ¿en qué tiempo aprendieron?”.

“Nosotros tenemos que preparar a esa continuidad (…), insiste Ulises Mora,  porque cuando se pierde un eslabón, una generación, se pierde todo. Reconquistarla después es muy difícil hasta para los programas más sofisticados de educación y cultura, porque se pierde la memoria”.

El mismo día 17, en horas de la tarde, se desarrollará —a las 3.00 p.m.— un encuentro con Francisco Zamora Minini, director de la compañía folclórica Afrocuba (Matanzas), y se presentará en concierto —a las 6.00 p.m.— dicha agrupación, que ya cuenta con 57 años de creada.

“El lunes 18 estaremos en Pinar del Río —continúa Irma—, donde se realizarán diferentes presentaciones de proyectos comunitarios; y el martes 19, la bailarina Silvina Fabars, Premio Nacional de Danza 2014, ofrecerá una clase magistral a las 4.00 p.m. en la Casa de la Cultura Joseíto Fernández”, de Centro Habana. Ese día las actividades culminarán a las 6.00 p.m., con un desfile de proyectos de rumba de ese municipio.

“El miércoles 20, a las 10.00 a.m., presentaremos en la Casa de África el tercer número de nuestra revista además de los resultados de las becas que la AHS y Timbalaye ofrecieron el año pasado en las manifestaciones Audiovisual y Crítica e Investigación. En esta sexta edición vamos a presentar por primera vez la beca de creación que lleva el nombre de Eduardo Rivero, para seguir estimulando los proyectos de rumba junto a otras expresiones de la danza contemporánea”.

A las 9.00 p.m. en el teatro América se realizará una gala artística para celebrar los 80 años del gran rumbero Orlando, el bailarín, así como la distinción con el Premio Nacional de Danza a Silvina Fabars. El encuentro contará con la participación de las agrupaciones Rumbatá (Camagüey) y Addache (Matanzas).

Durante la celebración del VI Encuentro Internacional de la Rumba se presentará en Matanzas, del 21 al 23 de agosto, “el proyecto Afroatenas, que trabaja prácticamente con todos los movimientos aficionados y profesionales del territorio. El programa será desde la mañana hasta la noche y la rumba sonará en varios lugares al mismo tiempo. El 24 terminamos en Cienfuegos para festejar el cumpleaños de El Benny”, explica Irma Castillo, quien asegura que esa semana planea bailar muchísimo.

Los bailarines anunciaron, además, que Timbalaye pretende culminar La Caravana de la Rumba, la cual ha llegado a todas las provincias del país —menos Camagüey—, y comenzar un nuevo periodo denominado La Ruta de la Rumba, que visitará diferentes países de América Latina y el Caribe, para realizar talleres, conferencias, publicaciones de revistas…

Otro elemento importante del espacio, manifiesta Mora, es que contribuye con el dossier que actualmente prepara el Consejo Nacional de Patrimonio en aras de que el género musical sea declarado Patrimonio Inmaterial de la UNESCO. “Las imágenes que se están recogiendo demuestran que la rumba se vive y se baila en toda Cuba”. 

A partir del próximo 17 de agosto, Timbalaye integrará energías —según dicen, este es uno de los significados de la palabra— en torno a la rumba y los valores que nos distinguen como cubanos; pues, como afirma Mora, “tenemos que estar conscientes de lo que somos, lo que tenemos y hacia dónde queremos ir, de lo contario podría irse perdiendo la cultura. Pero aquí no se va a perder nada, porque hay instituciones, proyectos… voluntad”.

Fuente: AHS

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato