Celebrada V reunión de ministros de Cultura del ALBA

Ivette Leyva García • La Habana, Cuba
Miércoles, 20 de Agosto y 2014 (11:29 am)

Como un proyecto de ofensiva cultural calificó Julián González Toledo, ministro de Cultura de la República de Cuba, la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA), bloque que celebró este martes su V Reunión de Ministros y Altas Autoridades de Cultura en Caracas.

Al intervenir en los debates de la mañana, el titular cubano opinó que el ALBA había rebasado su propuesta inicial de alternativa defensiva contra esquemas hegemónicos, y además había demostrado su funcionalidad económica.

La reunión, centrada en el relanzamiento del programa del ALBA Cultural, tuvo como temas esenciales el fortalecimiento del trabajo de coordinación de este tema en cada uno de los nueve estados que conforman el bloque; la necesidad de un mayor y mejor aprovechamiento de las posibilidades que brindan el Banco del ALBA y su ente ejecutor, el Fondo Cultural del ALBA (FCA), para el desarrollo de proyectos culturales; la importancia de contar con Casas del ALBA Cultural en cada uno de los países representados; y la urgencia de establecer nuevos mecanismos de comunicación entre las partes.

Al dar lectura al detallado informe sobre el trabajo sostenido desde la pasada reunión, Ismael González, coordinador regional del ALBA Cultural en representación de Cuba, esbozó como objetivo fundamental responder a las exigencias del Consejo Social del ALBA en cuanto a reimpulsar este proyecto grannacional con acciones de probado impacto sociocultural, y en cuanto a continuar desarrollando la empresa Fondo Cultural del ALBA, que hasta hoy solo tiene como accionistas a Cuba y Venezuela.

González se refirió además a la labor desarrollada por la Casa del Alba en La Habana, y señaló que aún no había podido concretarse la idea de tener un espacio similar en cada una de las naciones del bloque.

Asimismo, se brindó información sobre el sistema de becas y premios del ALBA, que a pesar de haber logrado impactos ineludibles en el reconocimiento a prestigiosas figuras de nuestras artes y letras, no está exento de dificultades, pues se han dado casos de no envío de nominaciones. 

Fidel Barbarito Hernández, ministro del Poder Popular para la Cultura de Venezuela, hizo énfasis en la necesaria simplificación de las 65 acciones de este proyecto, lo cual permitiría focalizar los esfuerzos en las más estratégicas; a la vez, agradeció el minucioso informe presentado por Cuba, quien es coordinadora del ALBA Cultural por voluntad de sus países miembros desde la primera reunión.

El titular venezolano recalcó la importancia de sumar accionistas a la empresa grannacional FCA, de gran repercusión en la circulación de los bienes y servicios culturales generados en la región. Asimismo, expresó que las Casas del ALBA, como espacio privilegiado de intercambio entre los artistas y la comunidad, podrían funcionar como representantes de la empresa en cada una de las naciones del bloque.

José Socarrás, invitado a la reunión como presidente del FCA, coincidió en que los fondos que el Banco del ALBA destina para la ejecución de proyectos culturales no se han utilizado para todo lo que se hubiera podido. No obstante, anotó que existen otras dificultades para la consecución de los objetivos de la empresa, como la no protección financiera para el paso aduanal de muchos bienes culturales en algunos países de la región; o la restricción en el acceso a divisas internacionales, aspecto en el que Cuba y Venezuela como accionistas de la empresa han encontrado vías de compensación mutua. 

El representante de Ecuador, viceministro Alberto Gordillo, felicitó la convocatoria a la reunión tras tres años de haberse efectuado la última, e hizo hincapié en la importancia de las Casas del ALBA como espacios para estimular el intercambio, no solo con la comunidad sino entre artistas de varios países.

El titular cubano, a propósito de la experiencia obtenida en los cinco años de funcionamiento de la Casa del ALBA de La Habana, comentó que esta es efectivamente un punto de encuentro donde se promueve constantemente lo mejor de la cultura de las naciones de la región, y que, por lo que representa en términos de integración cultural, siempre ha tenido una gran convocatoria.

En relación a otros temas, el ministro de Cultura de Cuba recalcó la necesidad de establecer un coordinador del ALBA Cultural en cada nación, que organice y asegure la continuidad del trabajo. Asimismo, se pronunció a favor de mantener las reuniones ministeriales cada año, y puso a consideración de los presentes la posibilidad de que Cuba acogiera la correspondiente al 2015, en tanto será sede también de la de ministros de Cultura de la CELAC.

Participaron además en esta cita Pablo Groux, ministro de Cultura de Bolivia; Philbert Aaron, de la Mancomunidad de Dominica; Paul Chet Green, de Antigua y Barbuda; Hendryjn Pierre, de Santa Lucía; el embajador Ramón Leets, por Nicaragua,  entre otros invitados.

Como primeros acuerdos de esta reunión, quedó fijada la reunión de coordinadores nacionales en Venezuela el próximo noviembre, y la de ministros de Cultura en La Habana, en septiembre del 2015. Igualmente, se acordó impulsar más acciones de socialización de las posibilidades de desarrollo de proyectos con el Banco del Alba y el FCA.

Fidel Barbarito, ministro de Cultura venezolano, expresó que "este mecanismo de integración transformó las formas en que nos relacionamos los latinoamericanos y caribeños" y que el reciente intento fallido de Golpe de Estado en Venezuela demostró que la cultura es el principal mecanismo de liberación y resistencia.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato