Notas al fascismo corriente

La viga en el ojo

La Jiribilla • La Habana, Cuba

El asesinato del periodista norteamericano James Foley, a manos de terroristas del llamado Estado Islámico, es la terrible conclusión de una historia comenzada hace casi dos años, en noviembre de 2012, cuando fue secuestrado en Siria. Su muerte ha conmovido al mundo, y todos los medios de prensa han hablado de él.

Lo único que no han dicho es que sus captores y asesinos son los mismos terroristas que durante años han sido amamantados por Washington y occidente, en el afán de derrocar al gobierno sirio, que no se les doblega.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato