El colorido Gris de los payasos
de Teatro Tuyo

Rubén Darío Salazar • Matanzas, Cuba
Fotos: Julio César García y Archivo de Teatro Tuyo

 

El Teatro Tuyo, de Las Tunas, ha vuelto a las andadas con sus personajes preferidos: los payasos. Un estrambótico trío de graciosos llega a la tierra; proceden de algún asteroide contaminado, un sitio donde cualquier ente vivo corre el riesgo de perecer si no usa máscara protectora. La misión principal de la trinca en el planeta azul es encontrar un cofre que contiene todas las estaciones del año, hermoso símil, por contradicción, con el mito griego de la Caja de Pandora, esa arca pequeña e inofensiva que contenía todos los males del mundo. Así comienza Gris, el más reciente paso a través del singular universo del clown, del director artístico Ernesto Parra.

Trajes, tocados y utilería están realizados con materiales reciclados, elementos de un acusado color gris, que denuncian el extraño origen de Karambola (Alex Batista), Puchunga (Yani Gómez) y Lelé (Leyder Puig), el planetoide donde reinan la niebla y la ceniza, cuyos tonos marcarán el sello estético de todo el espectáculo. Si antes se aventuró Teatro Tuyo a plasmar en las tablas la encantadora atmósfera del circo (Parque de sueños), el cosmos llamativo y extravagante del payaso (La Estación, Narices), ahora explora con éxito la denuncia de la agresión al medioambiente, el embate humano contra los valores sociales, culturales y naturales.

Imagen: La Jiribilla

El lenguaje extraverbal de los protagonistas no impide que entendamos la fábula, que seamos cómplices de esa ofensiva a favor de la vida. Los elementos danzarios y acrobáticos de los actores seducen al espectador con una partitura física muy bien aprehendida, a la que se suma la minuciosa caracterización de cada uno; el autoritario y elegante, la muchacha delicada y por momentos absurda, equilibrio y puente con el comportamiento alelado y desentendido del tercer personaje.

El guion de acciones, firmado también por Parra, se muestra compacto y efectivo. Cada estación acude a escenas que remarcan ese capricho de los payasos, de meterse siempre en problemas, ya sea en el mágico viaje por la superficie o el fondo del mar, en verano; mediante la narración con objetos del cuento de las orugas y la mariposa, en otoño; los juegos osados con los artefactos típicos del invierno o la sensualidad pletórica de la primavera, que desata amores y pasiones. Todo asegurado por una inteligente banda sonora, también responsabilidad del director, que descansa en las melodías y ritmos contundentes de René Dupere, Rimsky Korsakov, Era, Piazzola, Goran Bregovic, Beethoven, entre otros autores.

Imagen: La Jiribilla

No hay en Gris pelucas grandes, maquillajes coloridos, lentejuelas, ni tejidos sofisticados, mucho menos gigantescos trastos escenográficos, solo tres maletas contentivas de los accesorios teatrales necesarios. Todo el efecto dramático del montaje se concentra en la mezcla segura de guion-interpretación-diseño y música, apelando a una puesta en escena sencilla y directa, que logra estimular y convencer al respetable infantil y adulto.

Como regalo final de los payasos cósmicos a los terrestres, queda el cofre lleno de sol, viento, nieve y flores, cual metáfora de Elpis, el espíritu de la esperanza que habita en la Caja de Pandora. Ilusión que se iguala al empeño de Teatro Tuyo por hacer del arte del payaso algo no solo atrayente y popular, sino respetado, enriquecedor y sugerente. Para lograrlo no dejan de estudiar, investigar y trabajar. A los 15 años de fundada la agrupación, saben que cada triunfo tiene un altísimo precio, tan elevado como la decisión que toman los tres personajes de Gris: abandonar su mundo metálico y triste para quedarse con nosotros, los terrícolas. Sí, es una gran verdad la que el grupo enarbola desde su espectáculo: Nadie sabe los colores que tiene hasta que los pierde. Intentemos junto a Teatro Tuyo que los sublimes colores de la tierra nos acompañen infinitamente.

Comentarios

yo en lo particular creo que Ernesto Parra quien fue profesor mio en la Rita Longa de actuación es el corazón del teatro en Las Tunas . Ernesto para mi , es el hombre de este siglo en el teatro de las tunas , es una figura que ha marcado el teatro tunero . Adelante Ernesto queremos aprender y disfrutar tu teatro.....

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato