Buenas nuevas y reflexiones con Leo Brouwer

Edelvis López Zaldívar • La Habana, Cuba
Martes, 26 de Agosto y 2014 (11:26 am)

Imagen: La Jiribilla

Buenas nuevas y reflexiones con Leo Brouwer Volver a conversar con el maestro Leo Brouwer es siempre un gozo desde cualquier punto de vista. Para Radio Enciclopedia fue de nuevo un lujo este encuentro que tuvo como eje el muy cercano Festival de Música de Cámara que lleva su nombre, ahora en su sexta edición.

La invitación en la Oficina Leo Brouwer del Vedado capitalino permitió un ambiente más acogedor que las conferencias de prensa o los conciertos con tanto público.

Varias precisiones realizó el relevante compositor y director acerca de detalles del evento como el Concierto de piano dedicado al compositor y pianista cubano Chucho Valdés.

“Hace más de diez años Chucho me pidió un concierto, una amistad muy profunda de más de cuatro décadas nos une. En los finales de los 60, lo busqué junto a otros músicos para crear la orquesta del Teatro Musical de La Habana que dirigió Alfonso Arau, una de las figuras más importantes del humor en la Televisión y el Cine, hoy en día director de cine, con quien hice un par de películas en el contexto de Hollywood.

Chucho posee desde su niñez una altísima calidad y buen gusto que no le ha abandonado jamás. Él fue creando sus elementos de estilo, eso que Humberto Eco llama los estilemas en la semántica, es lo mismo en la música, su obra e interpretación se distinguen. La innovación de Chucho Valdés en el jazz afrocubano me llamó siempre la atención sobre todo en el momento que compone la Misa Negra y otras obras trascendentales. En la década del 70 hicimos un concierto que se llamó Leo e Irakere y que resultó algo muy especial, íbamos a estar un día y estuvimos dos semanas”.

Así, contó el Premio SGAE Tomás Luis de Victoria 2010 el origen de este nuevo encuentro con el reconocido pianista que lleva por título Concierto de los Ancestros.

“El patrimonio de un país para el hombre se convierte en un ancestro, porque hay en ese patrimonio fenómenos humanos y culturales, ambos se estrechan notablemente en lo que es el quehacer cultural”, expresó el maestro Brouwer para explicar las razones de la pieza.

Mas, agregó: “Estoy muy feliz porque estuvimos trabajando juntos unos cuantos días en completa soledad con un piano que merece que les haga la historia:

En 2008 Bebo Valdés, el padre de Chucho, firmó un Steinway gran cola que se encontraba en el Teatro Real de Madrid, donde dieron juntos un concierto. Pasó el tiempo, murió este gran pianista cubano. Alrededor de abril de este año, en una tienda de Benalmádena, ciudad maravillosa de Málaga, España donde vive en la actualidad Chucho se encontró con un piano extraordinario, había como veinte en el local, sintió atracción por este y estuvo dos horas tocando, lo compró. Era el piano de Bebo, el que había firmado. Impresionante”.

La actuación del multipremiado intérprete será en la clausura del festival, cuando estrenará la pieza escrita especialmente por su amigo.

Sobre lo que será el Cello plus, entre los atractivos de esta edición número 6, el maestro adelantó que sucederá una maratón de jóvenes cubanos, estudiantes y profesionales del cello. Precisamente, este viernes la directora y productora general Isabelle Hernández estuvo en las coordinaciones para el traslado de los muchachos y muchachas de las escuelas de Santiago de Cuba, Camagüey y Villa Clara hacia La Habana para el festival que acontecerá del 26 de septiembre al 12 de octubre.

De estrenos habló como El arco y la lira, pieza escrita por él para celebrar el centenario del poeta y ensayista mexicano Octavio Paz, que interpretarán dos notables cellistas Yo-Yo Ma y Carlos Prieto. La obra toma el nombre del volumen escrito en 1956 por el más grande pensador y poeta de México, Premio Nobel de Literatura.

Asimismo comentó de la presencia en el 6 Festival del excepcional flautista mexicano Horacio Franco, del Cuarteto Latinoamericano que ejecutará la obra Cartas a Julieta del rockero británico Elvis Costello.

El Festival Leo Brouwer de Música de Cámara es un enorme evento que reúne a diversas artes a partir de la música, en su inicio fueron jornadas de concierto, hoy tenemos uno colosal. ¿Fue propósito llevarlo a este nivel?

“El primer festival iba a ser el único y nace porque mi esposa, la musicóloga Isabelle Hernández, decidió hacer un festival con mi música, después de unos treinta años que no se tocaba en Cuba. Independientemente que hay uno en Japón, México, Brasil que es enorme, y todos llevan mi nombre, lo que me halaga”.

“Este festival continuó a petición de los participantes que tocaron, el público que soportó mi música -que no es nada bonita- y la nueva generación que siempre están con nosotros, nuevos talentos extraordinarios que están ansiosos por tocar nos pidieron insistentemente que siguiéramos. Así vinieron el segundo, tercero, cuarto festival. En el primero coincidió que celebrábamos mi cumpleaños 70, y ahora cinco más, 3/4 de siglo, entonces, yo creo que es un ciclo que cerramos, resultado de mucho trabajo y estamos felices en ello”.

Durante las ediciones se ha apostado fundamentalmente por la música del siglo XX y, por supuesto, XXI.

“Incluso he ralentado mi presencia del festival para sentirme más feliz, y por extraño que parezca, soy un compositor que le gusta los compositores. Celebro a mis colegas, a los grandes, como Octavio Paz aunque no lo conocí, pero también celebraremos a Julio Cortázar en su centenario con las Noches Blancas, que significan grandes festejos nocturnos en Europa, y nosotros desde la iniciativa de Isabelle Hernández dedicaremos en las Noches Blancas del jazz al novelista argentino”.

Un aparte sobre Radio Enciclopedia le solicitamos:

“Es muy positivo el trabajo que desempeña Radio Enciclopedia, hay millones de cubanos que conocen la música instrumental ligera, parte de la vida cotidiana, gracias a Enciclopedia”.

El maestro ve muy loable la introducción en la programación de la emisora de nuevos compositores y sus creaciones, jóvenes como Ilmar López-Gavilán, Ariel Bringuez, Ruy Adrián y Harold López Nussa, Janio Abreu, en afán de presentar a la audiencia estas nuevas propuestas sonoras de calidad, según le expuso la musicóloga Lucrecia Rodríguez, quien escribe, dirige y asesora programas en Radio Enciclopedia.

La Oficina Leo Brouwer ofreció su cooperación en repertorios, compositores, información y discos para la estación radial.

El VI Festival dedicará sus jornadas al maestro Leo Brouwer en su aniversario 75, y esta será la oportunidad para agasajarlo, como lo han hecho ya otras instituciones en Cuba y fuera del país. A propósito el intelectual comentó:

“Más allá de los homenajes que me han hecho en Suiza, España y México, quiero destacar la acogida tan bonita de la gente, algunos que no me conocían como pasó en México, donde había un público grande. Mucho respeto, cariño que me hizo muy feliz, pero además sorpresa”.

Y en este punto de la conversación, el maestro reflexionó sobre los poderes de dominación de la cultura:

“Europa se ha considerado centro de la cultura occidental, pero esta no es la única propulsora de cultura hay culturas asiáticas, africanas, americanas algunas desconocidas incluso en sus naciones. Son factores diversos que entran a funcionar como extrañamiento, cada vez se pregunta más -¿será cultura lo que hacen estos países?-, porque la llamada globalización ha logrado centralizar y comprimir las formas de la cultura”.

“De manera que esa globalización significa unificación, y si vamos a escarbar es puro negocio, igual que el negocio de la guerra que tienen los yanquis. Y digo los yanquis porque son norteamericanos William Faulkner, Aaron Copland, George Gershwin, Mark Twain, Jackson Pollock, Harold Pinter, y otros tantos…Pero, George Bush es un yanqui, y como Bush está Barack Obama…”

“¿Por qué hablé de la Europa como centro de la cultura occidental?, se piensa que fuera de ellos, no es posible la creación. Yo le llamo a eso Racismo Cultural”.

Unido a la labor pedagógica que ejerce el maestro Leo Brouwer, se halla su alto sentido de promover lo mejor del quehacer artístico y literario y este Festival de Música de Cámara con el que ha enaltecido la cultura cubana es muestra, pero hay un talento que lo engrandece extraordinariamente: la composición. A la interrogante de en qué trabaja ahora, respondió:

“Estoy escribiendo una serie larga de Danzas populares para la guitarra y quiero versionar algunas piezas mías que me han pedido, del porqué no las escribí para tal o más cual instrumento”.

De lo que estaremos agradecidos nuevamente por esas obras transcriptas a otros formatos musicales como ya las hemos disfrutado en las ediciones anteriores del Festival Leo Brouwer de Música de Cámara.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato