Acunada por las piedras de los ríos

Lourdes de los Santos • La Habana, Cuba

Había escuchado muchas opiniones encomiásticas sobre Natalia Bolívar, pero nunca habíamos estado directamente en contacto. La oportunidad me llegó cuando en el 2012 hice el documental Copa y espada sobre Santa Bárbara y Changó, y su arraigo en la población del pueblo de Güines, al sur de La Habana. Fui a verla y rápidamente me abrió la puerta de su casa y de todo su saber, sus libros, su eterna disposición comunicadora y fue así que, a partir de ahí me he convertido en asidua de Natalia.

Imagen: La Jiribilla

Me sorprende en ella su vitalidad, su siempre buen humor, su amor por las raíces afrocubanas y su historia. De lenguaje llano y comprensible para todos los niveles posibles de la población, es una autoridad en cualquier tema relacionado con los montes o los llanos. Las piedras de los ríos la acunaron en su niñez y eso se nota en cuanto se habla con ella. Estuvimos juntas en el poblado de Güines y es muy respetada por todos los creyentes y no creyentes en los ritos ancestrales de la religión afrocubana. Los santeros, congos, paleros, abakuá, todos la respetan.

Pero de eso solo no se habla con Natalia. El cine cubano debe mucho a su asesoría, desde Tomás Gutiérrez Alea, quien contó con ella en La última cena, Cumbite, Fresa y Chocolate, hasta los dibujos animados, casi todos los cineastas han tocado a la puerta de Natalia para consultarle alguna cosa. Y ella siempre responde. Por su historia personal, de familia de la aristocracia, conocedora de los hábitos y costumbres de estos. Por su historia del clandestinaje, como parte del Directorio Revolucionario, como detenida en la cárcel por Batista, como parte del proceso revolucionario que integró en sus filas desde sus inicios en 1959, junto a tantos otros revolucionarios. Para el cine cubano ella siempre ha estado presta a colaborar.

Imagen: La Jiribilla

Ella es Natalia. Y el arribo a sus primeros 80 septiembres nos llena de júbilo porque sabemos que, para los próximos siempre estará dispuesta a brindar cuanto se le pida, cuanto se le pregunte. ¡Felicidades!

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato