Conversación con Iván Lejardi

Villalón: ¿gestionar o crear?

G. P. Cardoso • La Habana, Cuba
Fotos: Tomadas de Internet y Yander Zamora
 

El Villalón[1], fiesta de música electrónica que se ha convertido en algo más que un concierto. Su creador, gestor y DJ, Iván Lejardi lo piensa como un proyecto comunitario que permite integrar a los habitantes del Vedado a la música electrónica con todos sus cultores. Es innegable la presencia de los jóvenes en estos encuentros musicales, que permiten aglutinar a toda una generación deseosa de bailar y compartir sanamente.

Imagen: La Jiribilla

“El Villalón nace con el proyecto 23 del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos para hacer conciertos de música electrónica en los cines con un cover que se pudiera pagar. La idea inicial era hacer conciertos en los cines de la céntrica calle 23 del Vedado. El precio de la entrada fue una limitante y así pensamos hacerlo en un espacio abierto. Primeramente ideamos montarlo en  la intercepción de la calle 23 y la Avenida de los Presidentes, más conocida como calle G[2]. Juan Blanco, el pionero de la música electroacústica cubana, también utilizó el parque Villalón para sus multimedias, así que esta fue una razón más para tomar en serio este espacio”.

Comentan los vecinos de la zona del parque, que en él se hacían actividades comunitarias organizadas por un terrateniente muy querido que se llamaba Villalón. De esta manera se le quedó el nombre: “y así le llamó la gente a la fiesta electrónica: Villalón; y yo lo respeté porque el pueblo lo legitima todo”.

Hasta la 4ta edición del Villalón, se efectuaban los conciertos gracias al dinero de los mismos DJ.[3] Hoy este evento se realiza con el apoyo de varias instituciones: el Laboratorio Nacional de Música Electroacústica (LNME) —uno de los principales promotores—, el Centro Nacional de Música de Concierto (CNMC), la Asociación Hermanos Saíz (AHS), el Instituto Cubano de la Música (ICM), Redbull, el Instituto Gohete, la Embajada de Inglaterra, Britich Council, OKeventos, Cubadisco, Havana Club, Sarao, entre otras, dependiendo del tipo de concierto y las razones que los motivan. Cada una de dichas instituciones les apoya técnicamente, les garantizan atenciones a los artistas protagonistas y promocionan el evento.

Ya se ha considerado un espacio fijo de concierto, colocándose así como escenario de diversos eventos como el Cubadisco, el Havana Cultura Mix, las fiestas de Sarao, jornadas de concierto del LNME, entre otros. Entonces, el Villalón se legitima como un espacio viable para un sin número de festivales y competencias  con diversos objetivos.

Imagen: La Jiribilla

En sus distintas ediciones han compartido escenario: “artistas de La Habana y de provincia, artistas internacionales que han venido invitados por otras instituciones, ya es un evento internacional. Hemos contado con la presencia de Goldierocks, DJ Mala, Dj Saul, Auntie Flo, Shingay Shoniwa, DJ Simbad,  entre otros y los DJ del catálogo del LNME”. Actualmente la fiesta electrónica más popular del Vedado celebra su décima edición.

Perfil Villalón

El Villalón es un proyecto comunitario itinerante. Pretende educar, informar y expandir el espectro musical del público cubano. Brindar una opción de diversión donde los escuchas y bailadores, junto a los artistas puedan compartir una experiencia sana, sin nada que perder, sin tener que pagar una entrada para disfrutar de la música. Un espacio abierto que posibilita el flujo de espectadores. Lo que comenzó siendo un concierto de 1000 personas terminó en 15 mil. El Villalón es una fiesta de música electrónica donde tocan productores cubanos y extranjeros. Un evento de alance internacional donde el concepto que se maneja es el arte del DJ: mezclar obras propias y de otros creadores. “Promocionar nuestra música y crear nuestro público es uno de nuestros objetivos sin fines de lucro”, apunta Lejardi.

Dramaturgia de los conciertos

La presencia de artistas invitados impone una música diferente en cada edición. Siempre se empieza con chill out, ambients. Se prepara el sentido de la audición y las sensaciones de los presentes para luego adentrarse en otros ritmos y colores que demandan energía y experiencias novedosas. New disco, música dance, dubstep, y más tarde a subir los ánimos, bailar, sudar y terminar con los EDM[4] propiciando que los espectadores exterioricen con sus maneras de moverse, cantar y gesticular.

Imagen: La Jiribilla

Algo más que un DJ

Gestionar, producir y promocionar la obra de un artista siempre ha sido tarea de los representantes, productores, managers, etc. Hoy día se ha puesto de moda, en algunos lugares del mundo, que los mismos artistas sean los gestores de sus propias obras, en otros se hace necesario. Así, el acto de producir una pieza artística, como lo es un concierto de música, se convierte en arte también. De esta forma se incorporan el valor artístico y el significado a los procesos de trabajo y la obra terminada no es el objetivo final.

Esta tendencia del arte actual se aplica al diario de Ivan Lejardi con su proyecto Villalón.

“Los músicos de música popular trabajan con una infraestructura de productores y nosotros no somos proyectos de mucha demanda, debemos promocionar nuestra música. Los representantes no conocen la dinámica de la música electrónica y por eso asumimos el papel por conocer cómo funciona el público, los espacios y el mecanismo. No podemos pagar a un productor por cuestiones de dinero, por eso lo hacemos nosotros mismos. El CNMC debe representarnos en ese sentido pero no cubren todas nuestras necesidades para hacer los conciertos”.

Se necesita conocer la música electrónica, sus posibilidades estéticas, los artistas, el público, las dinámicas de los conciertos, en fin, la cultura que desencadenan estos sonidos. Gestionar, producir y promocionar son pasos tan importantes dentro del proceso creativo, que de no hacerse por entendidos puede  provocar el derroche innecesario de dinero, energía y sobre todo, poner obstáculos comunicativos entre el público y el DJ. 

Cuba es un país consumidor de salsa, timba, reggaetón, música latina, rumba, etc. La electrónica tiene sus características que no se relacionan necesariamente con los géneros anteriormente mencionados. Los espacios de conciertos están bien definidos por su público y la música que en ellos se ofrece, por ello la electrónica ha salido a conquistar un espacio físico y sonoro en el abanico musical cubano, tarea compleja pero no imposible.

El Villalón es un logro de esa batalla, pero su organizador debe dejar los audífonos y su computadora para gestionar los conciertos. Ha logrado que la propuesta tenga aceptación, y según sus criterios, es un factor que ayuda con las instituciones a la hora de negociar. Igualmente considera como factor negociable la elasticidad de la música electrónica en cuanto a los mensajes y significados que se le imprimen.

Imagen: La Jiribilla

LNME: ficha clave en el tablero

Anterior al 2004, los DJ cubanos carecían de representación legal y de titulaciones profesionales que le permitieran trabajar y comercializar su música como cualquier otro artista. El Laboratorio Nacional de Música Electroacústica (LNME) fue la plataforma sobre la que se pudieron colocar estos músicos y difundir su arte de manera profesional.

El LNME es la institución cubana que históricamente se ha encargado de motivar y desarrollar la creación de la música electroacústica en nuestro país. Se funda en 1979 como Taller ICAP de Música Electroacústica (TIME) por el compositor Juan Blanco, que en aquel entonces colaboraba como asesor musical del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP). En esta labor de asesoramiento, Blanco componía la música y sonorizaba los materiales audiovisuales que esta organización realizaba. Luego vino el afán de difundir el conocimiento acumulado por este compositor sobre las nuevas técnicas y lenguajes para la realización de música por medios electrónicos y por computadoras, y es así como otros creadores jóvenes son convocados a recibir clases, o más bien a compartir las experiencias creativas de Blanco.

Este compositor siempre se identificó con el arte más novedoso, así creó obras para bailarines de break dance o asesoró a jóvenes compositores para que sonaran su música en escenarios importantes. De tal modo la inclusión de los DJ en un catálogo artístico que representara el LNME vino a ser también la continuidad de la obra de Blanco. Recíprocamente los Dj llenaron de actividad y frescura al laboratorio que solamente representaba a los compositores de música electroacústica.

A este colectivo pertenece Lejardi, Dj popular merecedor del premio Cubadisco 2013 en la categoría de Música Electrónica. En este lugar imparte cursos de DJ y es vocero del movimiento musical electrónico, además de ser miembro de la AHS y de la UNEAC. Su corta e intensa carrera le ha dado reconocimiento y cuenta con el apoyo del LNME, quien suele incluirlo en la mayoría de sus actividades, dada la consecuencia de su trayectoria y su integridad como artista.

Coda

Un Dj profesional se lanza al empedrado camino de la gestión en la defensa de la cultura musical electrónica cubana. Sueña con el reconocimiento nacional e internacional del Villalón, plaza que brinda a sus colegas y seguidores para promocionar la música electrónica y su diversidad estética. Su obra —Villalón— excede los marcos del arte musical y le exige ser un artista total.



[1] Dirección del parque: Calzada y D.
[2] Esta es una de las esquinas más céntricas de La Habana y en ella se reúnen grupos de jóvenes o tribus urbanas que se identifican por una manera de vestir, un tipo de género musical, en fin una filosofía de consumo y diversión.
[3] “El primer concierto del Villalón se efectuó gracias a un grupo de franceses que querían grabar un documental de música cubana y los DJ de esa primera edición eran los que iban a representar en el audiovisual a la creación de música electrónica. De esta manera financiaron el primer concierto dos semanas más tarde efectuándose el 26 de Noviembre del 2012”.
[4] Temas muy populares y comerciales.

 

Comentarios

Hola soy DJ MEGA, me gustaría tener asesoría en la creación de música electrónica, y tengo bastante conociemientos de fl studio, pueden escribirme a este correo djmega@sbeo.mt.gu.rimed.cu

Hola, soy Henry. Por favor, que alguien me diga donde se dan cursos de dj o escuela. Escribanme a este correo aaa trabajo con fl estudio hrtorres arrova.ipichoh.rimed.cu

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato