Se busca una princesa

—Si no tienes novio y eres infeliz, no lo pienses más y cásate con el príncipe azul. Para mayor información llamar al teléfono: 0000. O escribir a la siguiente dirección electrónica:

mevoyacasarobligado@peroteharémillonaria.dollar

Todas quieren casarse con Azul. No importa que se bañe una vez al mes y que sea feo ay que feo el más feo de los feos. Tener dinero, mucho mucho dinero, es el mejor de sus defectos.

Llega el último día. El príncipe está contento. Se agotaron las princesas. De súbito los heraldos tocan las trompetas.  La puerta del salón real se abre de par en par y aparece  la heredera del reino Siempretarde.

—¡No me gustas! Gracias por venir.

     Su padre estalla.

—¡Yaaa! ¡Hasta cuando! ¡Tú tienes que casarte!

—Pero…

—Pero nada.

—¡Eso mismo padre! Nada. Divertirme, pasear por el mundo, es lo que deseo.

—¡Vamos! Gasté una fortuna buscando la princesa de nuestros sueños.
—¡No! Gastaste una fortuna buscando la princesa de tus sueños.

—Mis sueños son los tuyos.

—Entonces no quiero ser como tú.

—¡No trates de confundirme! Esta semana el reino ha sido visitado por las mejores princesas de todos los tiempos, de todos los cuentos y tú… ¡Quiero divertirme, pasear por el mundo! ¡Dime! ¿Por qué rechazaste a Blancanieves?

—Quien se casa con Blancanieves también se casa con los siete enanos Para no aburrirte. Cenicienta es una obsesiva compulsiva. Es una adicta a la limpieza. Además no quería provocarle un infarto cuando entrará a mi cuarto, cuando viera mi caballo durmiendo en la cama y mis botas en el refrigerador. Caperucita Roja está enamorada del Lobo Feroz. La Bella durmiente conjuga demasiado el verbo dormir. Ricitos de oro también está enamorada del Lobo Feroz.

—¿Fiona?

—¿Casarme con una Ogra? ¡No seas extremista! Además padre, ya yo tengo mi princesa.

—¿Quién es? ¿De qué familia?

—¿Acaso importa? Todo a su tiempo.

—¡Quiero conocerla!

Príncipe Azul toma el micrófono Real.

—Mi amor, ya escuchaste. Mi padre quiere conocerte.

Las puertas de entrada al Salón Real se abren de par en par y aparece la misteriosa princesa. Ella camina con pasos lentos pero seguros, desea que todos admiren su túnica amarilla con flores que combinan con su máscara rosada. Se aproxima al trono, hace una reverencia, se descubre el rostro y… La novia de Azul es el Bufón de la corte.

Silencio.
HOMBRE 1

Por eso rechazó a mi hija.

HOMBRE 2

Yo siempre lo supe.

HOMBRE 3

¡Córtenles las cabezas!

MUJER
¡Ignorantes! Los hombres también pueden jugar al amor.

 El rey saca una pistola.

—Tú no eres mi hijo, no eres mi hijooo!

Persecución por el salón real. Los enamorados corren, casi llegan a la puerta, pueden oler la salvación y  son agarrados por la guardia real.  
El rey se acerca, todavía es controlado por el odio a lo diferente, el Rey va a disparar, va a disparar y… Escuchamos trompetas.

—Señoras y Señores. Ladies and Gentleman. Con ustedes, aquí, ahora, el verdadero jefe de esta comarca.

Aparece la reina. Todos hacen una reverencia. La recién llegada camina lentamente hacia el Rey, lo besa en las mejillas y le quita la pistola no sin antes decirle, con su voz de miel:

—¡Cálmate! ¿No ves que nuestro hijo es feliz?

Príncipe Azul y su novio se ponen en pie y se besan. Mientras se besan el cantante que ameniza la fiesta comienza a cantar el estribillo de una canción de José José: Soy así, así nací y así me moriré, con todos mis defectos, ya lo sé. Nunca te engañé, nunca te mentí. Soy así.

 

Especial para La Jiribilla. Este cuento pertenece al libro: 23 cuentos y una carta desesperada. Editorial Libroptica, Argentina, 2014.

 

Hebert  Poll Gutiérrez (Ciudad de La Habana, 1977) Licenciado en Comunicación Social. Narrador  para niños y Adultos. Animador Turístico. Guionista de Cine, Radio y Televisión. Comediante. Dramaturgo. Investigador Folclórico. Narrador Oral Escénico. Colaborador del periódico Girón. Miembro de la Asociación Hermanos Saíz (Pertenece al Departamento de Literatura) Miembro del Centro de Formación Literaria “Onelio Jorge Cardoso”. Miembro de la Cátedra de Estudios Multiculturales “Fernando Ortiz” de la Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos”. Por su labor ha obtenido reconocimientos nacionales e internacionales. Tiene publicado los libros: Emi Laará: Pequeñas historias para soñar (Cuentos afrocubanos para jóvenes), Editorial Matanzas, 2004; y Cosas de un niño grande (Cuentos para jóvenes), Editorial El Abra, Cuba, 2012; Cuentos de un cubano sin miedo (Editorial Portilla, EE.UU.,2012); 60 pasos para cambiar Cuba (Editorial Portilla, Usa, 2012); El asesino de la Luna (Editorial Libroptica, Argentina); ¿291 sueños para Cuba? (Editorial Obra Propia, España); 23 cuentos y una carta desesperada (Editorial Libróptica, Argentina). También escritos suyos parecen en revistas y antologías de Cuba, Venezuela, EE.UU., Uruguay, Argentina y otros países. Actualmente es el encargado de la sección de Crónica y del Proyecto “El Barco Ebrio” en la Revista Desde Ahora, Venezuela.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato