Convento de San Francisco inaugura año de festividad

Thais Gárciga • La Habana, Cuba
Miércoles, 24 de Septiembre y 2014 (12:41 pm)

La Basílica Menor y Convento de San Francisco de Asís, ubicada en el casco histórico de la Habana Vieja, cumplirá este 4 de octubre su vigésimo aniversario como Museo de Arte Sacro y Sala de conciertos. Con motivo de los festejos el centro ha diseñado un programa cultural que se extenderá hasta 2015, y tendrá al número 20 como eje simbólico de las celebraciones.

“Este centro fue un sólido hecho cultural y uno de los más grandes éxitos en instantes en que La Habana tenía deprimida nuestras salas de concierto. Esta y otras salas nacieron para erigirse como bastión de la mejor música posible y de toda la cultura cubana”, afirmó el compositor Juan Piñera, asiduo asistente y colaborador de la Basílica, en conferencia de prensa.

La conmemoración de estas dos décadas comienza oficialmente el sábado 4 de octubre con la inauguración de la muestra personal “Revelaciones”, del artista de la plástica Nelson Domínguez, a las 11 a.m. La exhibición recoge la obra reciente realizada entre 2010 y 2014, algunas terminadas hace dos meses aproximadamente, así como una selección del decenio de los 90 y principios de siglo.

Imagen: La Jiribilla

“Las piezas reflejan la prestancia y el carácter autónomo de la obra de Nelson Domínguez dentro del concierto de la plástica cubana contemporánea. Un Nelson diverso, plural, completamente reconocible, fiel a su estética y maneras de crear”, comenta el museólogo Emilio Sarandeses. Esta exposición permanecerá hasta finales de noviembre.

Ese mismo día el maestro Juan Piñera dirigirá un concierto con temas especialmente compuestos por él para la ocasión, tal es el caso de “Procopianas”, título que agrupa 20 pequeños números y serán interpretadas por el dúo Promúsica, con María Victoria del Collado en el piano y Alfredo Muñoz en el violín. En un segundo momento, la pianista tocará dos obras inspiradas en lecturas del compositor sobre su tío, el escritor Virgilio Piñera, fallecido en La Habana hace 35 años. Luego el cellista Roberto Morales acompañará al piano en Impromptu Fantasía, de Chopin, reescrito y revisado por Piñera varios años atrás.

Por último, la orquesta sinfónica del ISA, del Lyceo Mozartiano de La Habana, interpretará Apolo en la escalinata, una derivación de una pieza original de Piñera para la película El viajero inmóvil. El concierto se efectuará en el horario habitual de la sala a las 6 p.m. y la entrada será libre.

Aunque el año festivo empieza oficialmente ese sábado, desde el pasado 16 de mayo el equipo de trabajo de la institución realizó la cancelación del sello postal XX aniversario, como preámbulo del homenaje, y el lanzamiento del logotipo del Museo de Arte Sacro, a cargo del diseñador Darwin Fornés Báez.

Sobre la identidad visual del centro explicó Fornés que “se hizo una pequeña búsqueda de logos para ver cómo otros museos celebraban su aniversario con el tema de la imagen. Vimos que muchos generaban una nueva marca que convivía con la anterior, pero esto demandaba que se implementaran muchos soportes, entonces descubrimos que lo más viable para el museo era defender la marca que ya tenían”.

Desde el punto de vista conceptual las palomas están relacionadas con la noción de celebración. “Como la gente se identifica con ‘la plaza de las palomas’, utilizamos ese conocimiento popular porque esta institución está asociada a ella”. El logotipo se incorporó a la papelería tradicional de la Basílica, a pullovers, jabas y sellos.

Como parte de las acciones culturales el propio día 4 se sortearán una serigrafía de Nelson Domínguez; 20 catálogos que reúne buena parte de las primeras obras del pintor, cortesía de su taller-estudio Los Oficios; una veintena de los sellos XX Aniversario e igual cantidad de invitaciones para acceder a los conciertos que se efectuarán los sábados del mes de octubre dedicados al XX aniversario de la Basílica Menor. 

En tanto, el concierto del día 11 bajo la batuta de la maestra Mirian Escudero se inserta asimismo en el VI Festival Leo Brouwer de Música de Cámara. El amor en el baile se titula esta peculiar pieza que acerca al público a las sonoridades criollas de la Habana colonial.

Esta partitura es uno de los hallazgos de una búsqueda que lleva a cabo la joven musicóloga Indira Barredo sobre las obras musicales que datan de aquella época aparecidas en publicaciones periódicas de la villa de San Cristóbal. Cuenta con asesoría de la investigadora Zoila Lapique, quien durante muchos años ha estado recopilando los periódicos más importantes que se publicaron en ese periodo, y tendrá como colofón la publicación de un libro.

Sobre la indagación de los materiales y sus autores, la especialista en musicología argumenta que en esos periódicos habitualmente se publicaba una partitura musical, y esos fragmentos llenan un vacío de conocimiento sobre el ambiente tertuliano y de salón de la sociedad habanera decimonónica.

“El siglo XIX arranca prácticamente con Saumell y Cervantes, y de ahí en adelante es poca la información que tenemos sobre otros músicos en una ciudad con tanta vida cultural”, afirma la profesora Miriam Escudero. “Me agrada que la Basílica haya acogido con efusividad el resultado de los estudios del Conservatorio Esteban Salas, de la Oficina del Historiador. Nos proponemos que las investigaciones musicales terminen en conciertos, no puede ser que escribamos libros y reflexionemos, y por otro lado la gente no sepa cómo se oía la música, por ejemplo, de la primera mitad del siglo XIX, igualmente nos interesa visibilizar a los compositores que no gozaban del conocimiento público en ese entonces”.

Otro dato interesante es que las piezas publicadas tienen diferente gradación y grado de complejidad, las hay desde muy sencillas hasta jocosas como la que da nombre a este concierto, El amor en el baile, que a su vez es la habanera más antigua fechada, data del año 1842.

Luego de estas dos primeras presentaciones, el ciclo de conciertos continuará el día 18 con la Camerata Romeu, mientras que el maestro Juan Piñera cerrará el 25 con un homenaje a Virgilio Piñera.

El centro concluye las actividades de 2014 con la XVII Semana de la cultura italiana en noviembre. En su sede el artista Alfredo Canatello inaugurará una exposición de 50 fotografías de estudios con máscaras alusivas a la historia de su país y del mundo.

Mientras aguarda por la conclusión de buena parte de sus obras arquitectónicas, la Basílica Menor y Convento de San Francisco continúa con las investigaciones de su colección permanente y con las labores de conservación y restauración que permitirá preservarlas en el tiempo y exhibir un discurso museológico del arte religioso europeo, latinoamericano y cubano que atesoran sus muros.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato