El teatro cubano para niños y de títeres
de fiesta en Camagüey

Rubén Darío Salazar • Matanzas, Cuba

Fotos: Cortesía del autor
 

Octubre es el mes más teatral del año: durante los primeros días ocurre el esperado festival de la escena cubana en la ciudad de los tinajones. La edición número 15 anuncia homenajes y celebraciones especiales, entre los cuales destacan los 500 años de la villa camagüeyana y el 200 aniversario del natalicio de la inmensa escritora Gertrudis Gómez de Avellaneda, inspiración eterna de esa región.

Imagen: La Jiribilla
Alicia en busca del conejo blanco. Foto: Ernesto Millán
 

El segmento Pálpito y realidad, en su espacio dedicado al teatro para niños y de títeres está representado por nueve montajes provenientes de siete provincias de nuestro territorio, a los que se les exige haber sido estrenados entre marzo de 2012 y marzo del presente año. La selección, siempre polémica y discutida, pretende exhibir una representación de la calidad creativa teatral cubana contemporánea. Los invito a recorrer el panorama que entre el retablo y las tablas ofrecerá Camagüey para pequeños y grandes.

Abre la lista Teatro Tuyo, una agrupación de la zona oriental afincada en Las Tunas, que deslumbró a todos en el anterior festival con la propuesta Narices, Premio Villanueva de la crítica teatral. Gris, es el nuevo espectáculo dirigido por Ernesto Parra, un hermoso divertimento que reafirma el trabajo de este conjunto en el dificilísimo arte del clown.

El Guiñol de Camagüey, la provincia anfitriona, reaparece después de algunos años en la muestra para los infantes. El gato con botas, una creación titiritera fiel a su estética de grandes producciones, un proyecto largamente acariciado por el director artístico Mario Guerrero. Por su parte la Compañía Infantil-Juvenil La Andariega, que dirige Luis Orlando Antunez (Bambino) está con Jardín de estrellas, un emotivo texto de Blanca Felipe defendido por dos niñas actrices de la agrupación.

Otro colectivo que también retorna a esta cita teatral, después de varias ediciones, es el Guiñol Rabindranath Tagore, de Remedios, Villa Clara, liderado por el dramaturgo y director Fidel Galbán, quien propone una singular versión musical de sus conocidos textos El poeta y Raulín y las flores.

Imagen: La Jiribilla
La muchachita y el mar.
Foto: Rubén Darío Salazar

 

De esa región son los jóvenes actores Teresa Denisse y Maikel Valdés, pertenecientes al Frente Infantil del Teatro Escambray. Al festival traen por primera vez la puesta en escena Los pintores, versión del cuento "Los tres pichones", de Onelio Jorge Cardoso, autor que celebra su centenario otra vez en la escena, desde una particular visión de personajes objetos y música cubana.

Títeres Retablos, de Cienfuegos, que presentó El Ruiseñor en el 14 evento, repite en el 15 con La muchachita del mar, delicado y eficaz homenaje a un autor de culto en el teatro para niños y de títeres: Hans Christian Andersen, cuya sirenita, ahora en formato unipersonal ratifica a Christian Medina como uno de los directores más interesantes de nuestro actual panorama escénico.

Mis colegas del matancero Teatro Papalote, participantes en la anterior edición, vuelven con Se durmió en los laureles, una revisión espectacular y dramatúrgica del maestro René Fernández sobre su pieza Ikú y Elegguá, inspirada en el folclor afrocubano.

Y si de regreso se habla, Los cuenteros, de la provincia de Artemisa, también estarán, como en 2012, pero esta vez el autor seleccionado es el dramaturgo y actor Maikel Chávez, su texto Aventuras en pueblo chiflado, sobre un pollito que quiere ser pintor, se llena de los códigos satíricos y guiñolescos de este grupo que no se rinde ante el trabajo.

Un apartado exclusivo dentro de Pálpito y realidad, es el que ocupa Burundanga, un proyecto con muñecos y actrices (Sarita Miyares y Marybel García) para el público adulto, que estrenó Teatro de Las Estaciones con el Teatro de Muñecos Okantomí en 2012, y que luego el conjunto matancero continuó en solitario. Homenaje y evocación a dos grandes divas de la música, la española Lola Flores y la cubana Celia Cruz.

Imagen: La Jiribilla
Los Pintores, Teatro Escambray
 

Para niños presentaremos Alicia en busca del conejo blanco, versión del conocido cuento del británico Lewis Carroll, premiada con el Villanueva de la crítica teatral el pasado año. El grupo yumurino participa por novena vez en este festival, la anterior fue en la cita número 14 y celebrará su 20 aniversario en Camagüey con la exposición instalada en el guiñol de esta ciudad capital provincial, titulada Alicia a través de la cámara y lo que el fotógrafo encontró allí, con imágenes del artista del lente Julio César García.

Así de variopinta es la muestra nacional que representa el teatro hecho con muñecos y para los infantes, a la cual se suma el Foro UNIMA (Unión Internacional de la Marioneta), presente en las dos citas anteriores (2010 y 2012); esta vez bajo el nombre Vida, pasión y muerte del teatro de títeres cubano. Se hará un recorrido audiovisual por lo sucedido en el 11no Taller Internacional de Títeres y Consejo Mundial de la UNIMA, celebrado entre Matanzas y Varadero en el pasado mes de abril, a cargo de Sorangel Fuentes Cruz; la presentación del catálogo de agrupaciones pertenecientes a la sección criolla de la magna organización de titiriteros, estará a cargo de Marielvis Calzada; una mesa de opinión sobre la actualidad de la manifestación, a cargo de directores teatrales en activo, moderada por la especialista Yudd Favier; y la presentación del documental Detrás del retablo, dedicado a la actriz titiritera Xiomara Palacio, de la realizadora Alina Morante.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato