Eduardo Sosa

Mañanita de montaña

Joaquín Borges-Triana • La Habana, Cuba

Todo el que sea seguidor de la actual escena trovadoresca cubana, sabe que Eduardo Sosa resulta en el presente uno de nuestros trovadores mejor dotado para el canto. A diferencia de la gran mayoría de los representantes de esta corriente ideoestética, que son más bien decidores de sus canciones, Eduardo es alguien con una voz privilegiada y que él pone en función de lo que quiere transmitir en sus melodías.

Lo anterior vuelve a comprobarse en el más reciente disco editado por este santiaguero afincado en El Vedado capitalino. El fonograma titulado Mañanita de montaña, trabajo íntimo y muy personal en su concepción general, es de esas grabaciones que, con una sola audición, a uno lo atrapa por lo bien cantado que está. He ahí ya un primer gran logro para este fonograma de Sosa y que sale al mercado a través de Producciones Colibrí.

Pero el asunto no se queda ahí y también hay que hablar del valor que poseen las piezas como composiciones. Hay aquí un muestrario de diferentes géneros, que siempre han estado asociados a la trova durante su historia. Por ello, encontramos desde el cha cha chá, el bolero, el changüí, algo parecido a lo que se conoce como rumbita del Cauto, hasta la canción como tal. Son temas escritos por el propio Eduardo, algunos en coautoría con el poeta y periodista Rogelio Ramos Domínguez.

En el excelente resultado final del álbum, también es fundamental la intervención de David Álvarez como productor, que consigue orquestar cada corte con la sonoridad precisa. Si me preguntasen cuáles son mis favoritas entre estas piezas, mencionaría “Esperando tu llegada”, “Más que hoy”, “Preocupado por mis amigos”, “Mujer bonita en pueblo chiquito” y la que da nombre a la producción, es decir, “Mañanita de montaña”, recogida en el CD en dos versiones, una con orquestación y otra a guitarra.

Disco que de seguro gustará muchísimo a los fieles amantes del arte trovadoresco cubano, es una pena que esta música, exponente contemporáneo de lo que hemos sido y seguimos siendo en materia sonora, resulte olímpicamente ignorada por los medios de comunicación en Cuba.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato