La gestión en las artes escénicas contemporáneas

Diálogos posibles en el ámbito regional

Andy Arencibia • Camaguey, Cuba

Foto: Cortesía del Consejo Nacional de Artes Escénicas

Con este título se dieron cita en la mañana del lunes cuatro importantes gestores provenientes de diversas latitudes del continente. La mesa –que contó con la conducción de Dianelis Diéguez, directora del Departamento de Relaciones Internacionales del Consejo Nacional de las Artes Escénicas– reunió a Cássio Pinheiro, coordinador General del Festival de Teatro Palco & Rua de Belo Horizonte de Brasil; Jean- Fréderic Chevallier, teórico, dramaturgo y director teatral francés, organizador de Trimukhi Plataforma en la India; Gabriel Yépez, maestro en investigación teatral, colaborador del Festival Transversales de México, y por último Adrian Minutti, gestor y productor uruguayo de redes latinoamericanas de teatro y productor del montaje del texto de Sergio Blanco, Tebas Land.

Imagen: La Jiribilla

Cássio Pinheiro comenzó compartiendo una pregunta esencial en los inicios del FITBH: ¿cuál era la importancia del teatro para una ciudad de dos millones de habitantes? Luego explicó los rasgos de Belo Horizonte, ciudad con una población por debajo de la clase media en la que el Festival optó por trabajar con las comunidades tomando como centro las investigaciones y los resultados teóricos y prácticos de Augusto Boal. El Festival de Belo Horizonte ha optado por el trabajo con artistas de la comunidad y a la vez ha privilegiado un programa de internacionalización de las artes escénicas que busca fomentar la formación –e información– de los artistas.

A lo largo de estos años el Festival se ha planteado diversos objetivos, entre los que se encuentran incentivar la creación de espectáculos para los niños y el perfeccionamiento profesional de artistas y técnicos de la escena. Pinheiro se refirió también a Intercena, Programa de intercambios de las artes escénicas de Belo Horizonte, espacio de diálogo para actores, dramaturgos y directores.

Por su parte Jean- Fréderic Chevallier testimonió el nacimiento del Festival de la Noche de Teatro, durante su estadía en México. El Festival, surgido sobre la base de dos inquietudes –la convivencia entre los espectadores luego de la función teatral, y el encuentro de palabras para discutir sobre lo visto–, reunió a creadores escénicos que se planteaban preguntas esenciales para ellos, ¿por qué hablar de un teatro del presentar en vez de un teatro del representar? El Festival de la Noche de Teatro, nacido también de la necesidad de retener al público luego de la función, generó otra pregunta: ¿qué significa investigar en la práctica?

Chevallier hizo referencia a una exigencia que determinó al evento: la búsqueda de un espacio más permisivo, transdisciplinario, en el cual los artistas invitados experimentaran sobre la base del “no hacer lo que estaban acostumbrados a hacer”, sobre los desplazamientos de sus propias zonas de investigación y creación.

Sobre el Festival Transversales. Encuentro Internacional de Escena Contemporánea, de México, compartió Gabriel Yépez, quien explicó la situación del teatro en las actuales condiciones del país. Yépez habló acerca de las diversas zonas dentro del Festival, como el Encuentro de Teatro del Cuerpo, donde creadores escénicos de diversos medios trabajan sobre técnicas corporales para el logro de un resultado transdisciplinario, y en el que ha sido un eje fundamental el análisis del discurso de la escena desde una perspectiva teórica.

El cuerpo como soporte de la memoria colectiva y como generador de discursos ha sido un eje fundamental del Encuentro Internacional de Teatro del Cuerpo, espacio que ha reunido a figuras tan importantes como Rodrigo García y Angelica Lidell, entre muchos otros.

En el actual contexto del teatro mexicano Transversales resulta un híbrido debido al patrocinio del Estado y una curaduría autónoma gestada desde el colectivo Teatro Línea de Sombra. Transversales, festival que comparte espacio con otros de gran repercusión a nivel de curaduría y público, como el Cervantino, La Muestra Nacional, o el Encuentro Internacional de Escena Contemporánea, ha contribuido a que se deje de lado un tanto la palabra teatro o teatralidad para hablar entonces de arte escénico.

Adrian Minutti y Complot, el grupo del que forma parte, han sido determinantes en el logro de un modelo sui generis de gestión independiente y alternativa. En su intervención, Minutti hizo referencia al contexto social de Uruguay en el cual está inmerso Complot, con una población envejecida, lo que ante la falta de público ha obligado a los integrantes del grupo a vender sus productos escénicos al mundo.

Complot, conformado entre otros por Sergio Blanco y Gabriel Calderón, forma parte de una generación que fue dejando atrás los fantasmas de la dictadura para hablar de otras preocupaciones sin dejar de trabajar la temática social, o para discursar del mismo tema desde otros enfoques. En esto ha sido fundamental el trabajo con gente muy joven, de entre veinte y veintidós años. Según Adrian Minutti, Complot se encuentra actualmente en un proceso de búsqueda de plataformas de coproducción con otros países.

Como colofón al debate de los cuatro gestores intervinieron con comentarios precisos y oportunos Vivian Martínez Tabares, Directora de la revista Conjunto y de la Dirección de Teatro de la Casa de las Américas, curadora principal de la Temporada de Teatro Latinoamericano y Caribeño Mayo Teatral; Carlos Celdrán, director del grupo Argos Teatro, y uno de los gestores del venidero Festival de Teatro de La Habana, quien nos adelantó, a modo de primicia, que el Festival va a estar dedicado a la dirección escénica, en especial a la figura de Peter Brook, y a los treinta años del Teatro Buendía. Intervino también Gisela González, Presidenta del Consejo Nacional de las Artes Escénicas, quien señaló los actuales esfuerzos de la institución por insertar a las artes escénicas cubanas en importantes plataformas teatrales de la región.

En la segunda parte de la mañana se presentó el volumen Volvernos teatro. Memorias de un festival, presentación que contó con la introducción de Omar Valiño, director de la Casa Editorial Tablas–Alarcos, un recorrido por algunos de los ejes temáticos del libro a cargo del teatrólogo Andy Arencibia, quien firma estas líneas, y el testimonio acerca de la concepción del material en la voz de su compiladora Mercedes Borges Bartutis, especialista del Departamento de Desarrollo Artístico del Consejo Nacional de las Artes Escénicas.

La gestión en las artes escénicas contemporáneas: Diálogos posibles en el ámbito regional entre las presentaciones más esperadas de títulos impresos que anunciaba el 15 FTN, se cuentan los dos volúmenes que el sello Tablas Alarcos puso a disposición de sus lectores: Volvernos teatroy Ritualidad y artes escénicas. El primero es una compilación preparada por Mercedes Borges Bartutis que funciona como memoria de la pasada edición de este evento, la celebrada en el 2012 por vez primera con carácter no competitivo y dedicada a la figura de Virgilio Piñera. Una amplia mirada que acoge reseñas, ponencias, intervenciones, críticas, y un numeroso conjunto fotográfico que cubre las 300 páginas del libro. Numerosas son las referencias válidas para recuperar los sucesos de esa edición, y para muchas otras consultas acerca de la memoria escénica que este título preserva.

En cuanto a Ritualidad y artes escénicas, es el ensayo con el que Pedro Morales, teatrólogo y profesor, ganara el Premio Rine Leal del sello Tablas Alarcos 2009, compartido en aquella convocatoria con Mito, verdad y retablo, el Guiñol de los Hermanos Camejo y Pepe Carril, de Norge Espinosa y Rubén Darío Salazar. El libro de Morales fue presentado por el doctor Luis Álvarez Álvarez, quien destacó como uno de sus valores la sistematización de un conjunto de términos que permiten una comprensión mayor acerca del traslado del ritual, el mito y las tradiciones a la escena, camino en el que otros grandes antropólogos e investigadores, como Fernando Ortiz, Lydia Cabrera o Ramiro Guerra han sido pioneros. Valgan estas páginas para saber que el teatro cubano, mirando a su pasado, su presente y su futuro, también crece.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato