Los efectos visuales:

Protagonistas tecnológicos de largometrajes cubanos en 2015

Antonio Enrique González • La Habana, Cuba

Los Efectos Visuales u Ópticos, también conocidos internacionalmente por las siglas VFX [1], son ya una verdadera constante en el cine de todas las latitudes, como elemento esencial del proceso de postproducción, desde su discreto empleo en las correcciones de espacios escenográficos, hasta la generación de las más complejas y delirantes ilusiones del CGI [2]. El propio desarrollo de los disímiles softwares requeridos para generarlos, ha redundado en la sofisticación, dinamización, abaratamiento y por ende democratización de su empleo, más allá de los grandes emporios audiovisuales del Primer Mundo. Por ende, no pocas producciones cubanas cuentan con los VFX, sobre todo en el ámbito del videoclip, donde es pan diario. Sin embargo, el cine de largo metraje nacional también cuenta con tales recursos, como la cinta bélica Kangamba (Rogelio París, 2008) y la reciente Omega 3 (Eduardo del Llano), ambas a cargo de Jorge Céspedes; Memorias del Desarrollo (Miguel Coyula, 2010) y La Piscina [3] (Carlos M. Quintela, 2011), ambos de la mano del propio Coyula.

“Hoy en nuestro país, con VFX se pueden reconstruir escenas completas, edificios, locales, espacios completos, abiertos incluso, dinámicas de explosiones, disparos. Son cosas que ahorran tiempo en el rodaje real, y que enriquecen las películas. Los especialistas siempre van a saber que la posproducción está ahí, pero cuando está bien utilizada, bien integrada, y el resultado es positivo, le da una riqueza superior a los resultados”, comentó a La Jiribilla Víctor López, quien al frente de Remachestudio, integrado además por Yoamel Rossell y Ariel Carballo, está involucrado en dos proyectos previstos para 2015: las cintas Bailando con Margot, ópera prima de Arturo Santana y Cuba Libre, de Jorge Luis Sánchez. De gran presencia en el videoclip (de conjunto con directores como Josep Ross, Alejandro Pérez, Manuel Ortega, Luis Najmías Jr.) y la publicidad, Remachestudio debuta en las lides fílmicas con estos dos importantes cometidos.

Según López, “Bailando... es una película que requiere mucho trabajo de posproducción. Estamos hablando de casi seis meses en los cuales vamos a generar efectos de todo tipo. Reconstruiremos escenas, arquitectura, recrearemos elementos de diferentes épocas, movimientos de automóviles. Pero lo bueno que tiene es precisamente que Santana ha trabajado otras veces con efectos visuales, no como en el caso de Jorge Luis, que es un realizador que por primera vez se enfrenta a una película con VFX propiamente dichos. En entregas anteriores, como El Benny, según él mismo me contaba, lo que se hicieron fueron pequeñas correcciones…parchar un aire acondicionado, algún elemento pequeño. Y los VFX requieren conocer su posibilidades, para pensarlos sobre la base de la historia, lo que sucedió con Santana, quien es un realizador sobre todo de videoclips, donde en Cuba se ha generado más posproducción de VFX. 

Película adscrita al cine negro, resulta muy compleja en el apartado de la dirección de arte, en tanto transita el relato por varias décadas de la primera mitad del siglo XX: se remonta hasta 1918, pasando por los años 20, 30 y 50. “Vamos a hacer mucho trabajo de reconstrucción por ejemplo, de exteriores”, acota Víctor, “donde hay que generar elementos de fachadas de edificios. Queremos hacer la entrada de un estadio de boxeo en la ciudad de Nueva York. Están vistas varias locaciones en La Habana para recrear ese lugar. Las luces, marquesinas, los carteles en inglés y hay cosas que se resolverán con la escenografía real, pero siempre habrán elementos como los puntos altos de los edificios, que se generen en posproducción. Otro trabajo importante será reconstruir un segmento de la ciudad de New Orleans, también en los EE.UU. No se filmará dentro de la ciudad, pero esta sí se ve a una distancia de entre 200 o 400 metros. Entre los efectos más difíciles que vamos a generar está el duplicado de extras, debido a que es una producción grande. Unas 200 personas son muchas, aparentemente, pero cuando las pones delante de una cámara, en un plano abierto, es muy poco y hay que hacerlas parecer dos mil, pues necesitamos llenar gradas completas. El clonaje de extras es algo que abarata los costos de producción, pues el trabajo con ellos es muy complicado, además de todo lo que requiere, vestuario, alimentación, las propias indisciplinas que se pueden generar…

Aunque los VFX pertenecen a la postproducción, Remachestudio labora desde la propia etapa de pre-producción (está previsto se inicie el rodaje alrededor del 15 de noviembre), sobre todo en “una secuencia que transcurre en el puerto, donde se va a utilizar un barco, tipo trasatlántico, de época, que se va a llamar El Lumière, como un homenaje a los hermanos franceses, y es un barco, que independientemente como se filme la locación, va a estar”, explica Víctor. “Ya estamos modelando la nave, pues este proceso puede demorar tres o cuatro meses, y se está adelantado para cuando se tenga el plano, se monta el elemento listo, con textura y todo. Hay que ganarle tiempo a la producción, pues como ya te dije, tenemos solo seis meses y es una posproducción grande…

Para Cuba Libre, también está laborando Ariel Carballo desde hace un tiempo en un plano secuencia donde se recreará con recursos completamente digitales la voladura del buque acorazado Maine, a más de 110 años de la primera recreación de este acontecimiento, acometida por el propio George Meliès en 1898, en la cinta Guerre de Cuba et l'explosion du Maine à La Havane (Guerra de Cuba y explosión del Maine en La Habana). Esa tarea “es verdaderamente un reto para nosotros, pues es la primera vez que hacemos algo tan complejo”, comenta López, y aunque la cinta de Sánchez “requiere de VFX mucho más sencillos de ejecutar”, este “es más complicado que el plano más complicado de Bailando…”

Para Cuba Libre también se requerirá “recrear el momento en que se iza la bandera de los EE.UU. en El Morro, que por supuesto no se podía filmar por todo lo que eso implicaría. Se tomó el plano real en El Morro, se colocó La Giraldilla en primer plano, y a lo lejos se ve cómo se iza la bandera. El Morro llevará algunos ajustes pues en la actualidad no es idéntico al de aquella época: hay una caseta más moderna, la punta del faro era un poquito más pequeña.

“Tenemos un tren militar al cual se le reconstruirán como cuatro vagones, pues en escena solo se cuenta con la locomotora. El plano es fijo, no hay movimientos de cámara, y es por ende es más fácil componer el plano con elementos estáticos. También aparecerán unas mariposas generadas en 3D, algo no muy complicado, pero que lleva un trabajo de animación que estará a cargo de Ermitis Blanco. Estas mariposas llevan un trabajo delicado, tienen que estar ubicadas donde miran unos niños en la escena. Hay que sincronizar la mirada de cada uno con cada mariposa.

Cuba Libre llevará mucho trabajo de corrección de escenas reales, porque siempre en las filmaciones queda un cable suelto, una luz que no se tenía que ver. Por ejemplo, se filmó en un lugar donde había tendido eléctrico, y en aquella época no existía este en Cuba; eso hay que borrarlo. O bien se quiere incorporar en el plano general de un pueblo, el tanque de agua de metal que existía en aquella época y ya no está. Son todos pequeños elementos no muy complicados, pero al tratarse de un largometraje, el acabado tiene que ser bien convincente”, subraya Víctor López.

 

[1] Para diferenciarlos, por su origen digital, de los más clásicos FX o Efectos Especiales de naturaleza analógica

[2]  CGI: Computer Generated Images, en español Imágenes Generadas por Computadora

[3] Memorias y La Piscina cuenta con los llamados VFX “invisibles”, cuya huella no es plausible en una imagen innatural, si no consisten en manipulaciones de la propia realidad, acorde las leyes de esta, como amputar una pierna a un actor sano o simular un clima tormentoso en una locación despejada.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato