Miguel Barnet y el oficio de periodista

Eyder La O Toledano • La Habana, Cuba
Lunes, 20 de Octubre y 2014 (2:18 pm)

Miguel Barnet recibió la Moneda 50 Aniversario y el carné que lo acredita como Miembro de Honor de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) de manos del presidente de esa organización, Antonio Moltó.

En una tarde pletórica de remembranzas, de recurrencias y citas sobre figuras cumbres de la cultura e intelectualidad cubanas, en la sede de la UPEC, el reconocido intelectual, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), manifestó: “Gracias a Moltó y a la UPEC por esta condición. La razón por la cual uno comenzó a escribir crónicas y poesía son las mismas razones que han tenido los periodistas más connotados del planeta: expresarse”.

La amena charla sucedió en el espacio Catalejo, auspiciado por la sección de periodistas de la prensa escrita, conducido por Pedro de la Hoz. El también poeta y narrador acercó al auditorio a sus inicios en el periodismo cuando cursaba estudios de bachillerato, en un colegio norteamericano, donde publicaba reseñas y crónicas en el periódico Havana Post, de la institución.

“Recuerdo que la primera publicación que hice fue sobre una opereta en la que participé y el segundo artículo sobre Mark Twain, quien fuera también un periodista extraordinario”, dijo y abundó sobre los vínculos de los escritores y el periodismo.

“Hay narradores que no les interesa escribir periodismo, no necesariamente tienen que hacerlo, pero es un buen ejercicio. Casi todos los grandes novelistas han sido periodistas; tampoco los periodistas están obligados a hacer narrativa, pero muchos narradores comenzaron por el periodismo. Ahora, para mí la poesía es la gran maestra, es la que enseña esa dimensión otra que debe tener el periodista y el escritor. Te enseña la síntesis”, refiere.

Aseguró que siempre estuvo cerca del mundo periodístico y de la publicidad. Rememoró que luego de cerrada la universidad por Fulgencio Batista, relevantes profesores se fueron para la escuela de Publicidad y que por esa razón matriculó en esa institución para participar de sus “exquisitas conferencias”, tiempo que calificó de determinante en su formación como intelectual.

 “Ahora, ¿dónde me gradué de periodista? Fue en la Academia de Ciencias de Cuba, leyendo los mamotretos de antropología, me dije, no puedo hacer informes de todo esto, tengo que buscar una manera y rompí con la codificación del lenguaje científico y nació Cimarrón, que algunos dicen por ahí que es el inicio de la novela testimonio en América Latina”, confesó posteriormente el etnólogo, autor de otros libros híbridos como Gallego y Canción de Rachel.

Antes de terminar el intercambio Miguel Barnet contó anécdotas sobre sus experiencias de trabajo junto a figuras como Fernando Ortiz, Argeliers León, Alejo Carpentier y Nicolás Guillén, todos con una obra periodística de referencia. Asimismo acotó que no ha abandonado el periodismo, “en ocasiones publico artículos en el diario Granma, específicamente de antropología”, dijo.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato