Matrioskas

Ahmel Echeverría • La Habana, Cuba

Allí, tendida a mis pies, una mujer: largas piernas, corazón pequeño, letal como un látigo. Carne abierta entre las ancas. Esa mujer a la que arribo (émbolo, pistón) no es exactamente la mujer tendida a mis pies. Su rostro no es el suyo, y lo sabe en días alternos cuando se escabulle y penetra en mi apartamento, sino el de otra mujer (justo el rostro que desea tener): ojos de argón, sin afeites, trunco cabello en la nuca, caderas de miedo bajo horrible vestido (émbolo, pistón); una mujer que al tenderse a mis pies, la carne abierta entre las ancas, pide y disfruta ser otra mujer (émbolo, pistón) incluso de nombre, costumbres y maneras bien diferentes (largas piernas, corazón pequeño, letal como un látigo).

Tendida, sospecha que no es exactamente la mujer a la que arribo.

Allí, de pie, un hombre: recias piernas, corazón pequeño, letal como un látigo. Carne levantada entre las ancas. El hombre que arriba (pistón, émbolo) no es exactamente el hombre alzado frente a esas largas piernas. Mi rostro no es el mío (y lo deseo), lo sé en días alternos cuando ella se escabulle y penetra en mi apartamento, sino el del hombre casi poema que arriba a otra mujer: ojos de argón, sin afeites, trunco cabello en la nuca, caderas de miedo bajo horrible vestido (pistón, émbolo); una mujer que al tenderse a mis pies, la carne levantada entre mis ancas, pide y disfruta que el hombre alzado a sus pies sea otro (pistón, émbolo) incluso de nombre, costumbres y maneras bien diferentes (recias piernas, corazón pequeño, letal como un látigo).

Alzado, sospecho que no soy exactamente el hombre que arriba.

 

Ficha: Ahmel Echeverría. La Habana, 1974. Narrador, poeta, ensayista, promotor cultural y columnista digital. Graduado de Ingeniería Mecánica, en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría, en 1998. Egresado del IV Curso de Técnicas Narrativas del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Labora como editor del sitio web del mismo Centro, y de Vercuba. Es miembro de la UNEAC. Integró el staff del e-zine de escritura irregular The Revolution Evening Post y es columnista de la sección Diálogos del sitio web de la Asociación Hermanos Saíz. Entre otros premios, obtuvo el David 2004 en el género de cuento con el libro Inventario (Ediciones Unión, 2007), y el premio Pinos Nuevos 2005 con la noveleta Esquirlas (Editorial Letras Cubanas, 2006). En 2012 recibió el premio Ítalo Calvino por su novela La Noria (Ediciones Unión, 2013); y el Premio José Soler Puig de Novela por Búfalos camino al matadero (Editorial Oriente, 2013.)

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato