Selección de poemas

Kryster Álvarez • Cienfuegos, Cuba

Una breve historia

En una película de solo dos personajes
se discutía
sobre la validez de segundos encuentros.
Luego de una primera noche
en una ciudad desconocida
dos extraños que hablan
sobre la belleza absolutamente natural
de un perro que descansa al sol
en contradicción con la apariencia de un hombre
detenido ante un cajero automático.
Por qué lo uno y lo otro
no parecen partes de una única cosa.
El pasado de cada uno
como breves relámpagos en la madrugada.
Pero en la parte más significativa
la cámara regresa
durante un momento
a los sitios donde ellos estuvieron:
la ventana de un desconocido
un puente
la estación
un bar
un barco
las estrechas calles empedradas.
Todo sumergido en el silencio.
En la oblicua y desierta belleza
del comienzo del día.

Primer día del año

El primer día del año salir a ver los botes.
El cielo y el mar muy quietos.
Tanta claridad, blanca incandescencia del aire.
Las calles desiertas destacando el silencio,
pero la sangre rompe su propio murmullo
a un ritmo desequilibrante.
Algunos insectos transparentes
se deslizan sobre el agua turbia que roza el muro.
A finales de cada año
siempre un velero,
mágica visión irreal,
entra a la bahía por unas horas.
Tanta belleza y perfección encendiendo la noche.
Con las luces del alba la imagen se desvanece,
solo es posible distinguir algunos pequeños barcos
y el rumor de la sangre
ahogando
el leve chapoteo de las olas.

Pensando en los amigos

 

Mi humo que me da un sabor
de barco con fantasmas.
G. Seferis

Cuando soñábamos que los astros
bajaban por la sangre de los amigos.
Una forma de distinguir
la mirada despierta hacia arriba.
Imágenes aleatorias
abriéndose al tiempo pasado,
mientras las palabras,
ligeras formas en el aire detenidas,
encontraban el camino
de una cercanía inexacta.
Un espacio exclusivo
y las voces inmóviles en el recuerdo.
Ahora
el mar continúa su silenciosa tarea,
su cerco verde azul.
Detrás del espejismo de la inmovilidad,
de este modo
aparentemente idéntico
en que se han mantenido las circunstancias,
sabemos
que todo se ha dispersado alrededor,
livianos fragmentos sutilmente desvanecidos.
El hábito de susurrar,
insinuado quizás por el rumor
bajo y permanente del agua.
Nos hemos mantenido ilesos
por el brillo de algún color,
la luminosidad de algunas noches
guardadas en la espesura de la memoria.
Imagen que regresa siempre en la blancura del sueño.
La delicadeza de una piel conocida
o un sabor particular.
Texturas
que nos evocan el tiempo
en que sin ver nada,
cegados de esa desbordada claridad
soñábamos que los amigos
eran un espejo
capaz de devolver eternamente la mirada,
o la intención de una pregunta
imposible de responder

Antes del viaje

Los aviones en la pista
deslizándose.
Un momento antes del viaje
la intención de fumar.
El humo rebotando en el cristal.
Con la cajetilla en la mano
descubrir
que ahora es distinta
la disposición de las letras.
D
O
O
W
Y
L
L
O
H
Las pequeñas cosas
anunciando diferencias
aún insospechadas
y el humo girando
lentamente.
Las breves luces de la pista
reflejadas en la cubierta metálica de los aviones,
tímidos fuegos azules
que no duran, giran
cada vez más intensas
cuando la tarde comienza a oscurecerse.

Ficha: Narradora y poeta cienfueguera. Tiene publicado el volumen de cuentos Nieve (Ediciones Loynaz, 2009), galardonado con el Premio Hermanos Loynaz. En 2012 alcanzó el premio de  poesía Reina del Mar Editores, con el título La sal de las islas, al cual pertenecen los poemas publicados.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato